El Norte de Castilla

Imputadas por terrorismo las protagonistas del ataque fallido de París

François Molins, fiscal de París.
François Molins, fiscal de París. / Etienne Laurent (Efe)
  • Las tres mujeres fueron detenidas días atrás en la región parisina tras el descubrimiento, cerca de la céntrica catedral Notre Dame de París, de un coche cargado de bombonas de gas

Las tres mujeres sospechosas de querer cometer un atentado en Francia, guiado desde Siria por internet, han sido inculpadas esta noche por magistrados, sobre todo por asociación terrorista criminal, y fueron encarceladas, según ha anunciado la fiscalía de París.

Inés Madani, de 19 años, y Sarah Hervouët, de 23 años, están acusadas de intento de asesinato de personas depositarias de la autoridad pública en relación con un acto terrorista, y Amel Sakaou, de 39 años, por complicidad de este delito.

Mohamed Lamine Aberouz, de 22 años, pareja de Sarah Hervouët, fue inculpado por no denunciar un crimen terrorista. Las tres mujeres fueron detenidas días atrás en la región parisina tras el descubrimiento, cerca de la céntrica catedral Notre Dame de París, de un coche cargado de bombonas de gas.

Según la Policía, las tres mujeres pensaban volver a intentarlo después de fracasar el ataque con coche explosivo.

El comando de mujeres -del que se conocía la radicalización islamista de las dos más jóvenes- había evocado como objetivos potenciales estaciones de París y su región o bien policías, y también planeaban procurarse cinturones explosivos o lanzar coches contra edificios, según fuentes cercanas a la investigación.

Según los primeros elementos de la investigación, Inés Madani abandonó el coche que no estalló en una callejuela de la margen izquierda del Sena, con una cómplice, Ornella Gilligmann, asimismo inculpada y encarcelada.

Justo antes de su detención, Sarah Hervouët atacó a un policía con un cuchillo y lo hirió en el hombro. Inés Madani se lanzó contra otro funcionario cuchillo en mano pero el policía la hirió.

Sospechoso también de haber querido pasar al acto, un adolescente radicalizado de 15 años, detenido el sábado en París, también fue inculpado el lunes por asociación terrorista criminal de malhechores en una causa distinta, y fue encarcelado, anunció por otro lado la fiscalía de París.

La policía percibe un punto en común entre estos dos expedientes: los contactos mantenidos por internet por estas mujeres y por el menor con el yihadista francés Rachid Kassim, de 29 años, sospechoso de guiar desde la zona sirio-irakí a sus émulos utilizando la mensajería cifrada Telegram.