El Norte de Castilla

Detienen a un menor en París vinculado con el atentado fallido en Notre Dame

Un policía vigila la catedral de Notre Dame.
Un policía vigila la catedral de Notre Dame. / Reuters
  • El adolescente, de 15 años, "amenazaba con pasar al acto de forma inminente"

Las fuerzas del orden francesas detuvieron a un menor, de 15 años, en París sospechoso de preparar un acto terrorista inminente y con vínculos con el comando que realizó una tentativa fallida de atentado con un coche cargado de bombonas de gas abandonado cerca de la catedral Notre Dame. El presunto terrorista fue arrestado ayer en el distrito XII de París, en el sureste de la ciudad, porque "amenazaba con pasar al acto de forma inminente", según fuentes judiciales citadas hoy por las emisoras RTL y France Info.

Los investigadores que lo interrogan en la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI), en Levallois Perret, a las afueras de la capital francesa, tratan de determinar si estuvo en contacto a distancia con Rachid Kassim, un destacado propagandista francés del Estado Islámico que se encuentra en Siria. Se considera que Kassim fue quien dirigió, a través de las redes sociales y de mensajerías instantáneas, al comando integrado esencialmente por mujeres que preparó un Peugeot 607 que dejaron mal aparcado a unos pocos cientos de metros de Notre Dame la madrugada del pasado día 4, sin conseguir hacerlo explotar.

Una de esas mujeres, Ornella Gilligman, de 29 años, fue encarcelada anoche después de haber sido imputada por un juez instructor por pertenencia a una organización terrorista que pretendía atentar, y por tentativa de asesinatos terroristas. Gilligman había sido detenida el martes cuando circulaba con su pareja y con sus hijos por una autopista cerca de la ciudad de Orange, en lo que aparece como una huida en dirección al sur.

El jueves fueron capturadas otras tres mujeres en Boussy Saint Antoine, a unos 25 kilómetros al sur de París: Inès Madani, de 19 años, hija del propietario del Peugeot 607, Sara Hervouet, de 23 años, y Amel Sakaou, una madre de familia de 39 años que había alojado a las otras dos en su domicilio. Más tarde, las fuerzas del orden también arrestaron al novio de Hervouet y a una hija de Sakaou de 15 años.

Hay pruebas materiales de que Gilligman y Madani eran dos de las personas que abandonaron el coche con su carga potencialmente explosiva cerca de la catedral de París. Los investigadores tratan de determinar si Hervouet era la tercer miembro del comando, y también si el atentado fallido se preparó en el garaje de Sakaou. Tanto Gilligman, como Madani y Hervouet estaban fichadas por los servicios secretos por haber tratado de ir a Siria e implicarse en los grupos yihadistas que controlan parte de ese país.