Localizan en el norte de Francia a los dos sospechosos del atentado

vídeo

Los hermanos Said y Cherif Kuachi. / Afp | Europa Press

  • Detenidas siete personas del entorno de los presuntos autores del ataque, los hermanos Said y Cherif Kuachi, nacidos en París y de origen argelino

  • Se entrega el presunto colaborador de los atacantes, Hamyd Murad, de 18 años

  • Doce personas han muerto y once están heridas, cuatro de ellas de gravedad, tras el atentado contra el semanario satírico francés

Los dos sospechosos que permanecen huidos de la Policía, dos hermanos franceses nacidos en París, Said Kuachi, de 34 años, y Cherif Kuachi, de 32 años, han sido vistos esta mañana en el norte de Francia, cuando iban a bordo de un Clio gris y fuertemente armados, indicaron fuentes cercanas al caso. El gerente de una gasolinera situada cerca de la localidad de Villers-Cotterêt "reconoció formalmente a los dos hombres sospechosos de haber participado en el atentado de Charlie Hebdo", explicó una de las fuentes. "Los dos hombres están encapuchados, con un kalashnikov y lanzacohetes a la vista", confirmó otra fuente. De acuerdo con 'Le Point', los dos hombres han robado en la gasolinera combustible y alimentos antes de darse a la fuga en dirección a Seine-et-Marne, región colindante con París, hacia donde se dirigirían.

Más información

Así las cosas, se está procediendo a desplegar un importante dispositivo policial con el fin de interceptar a los dos sospechosos y detenerles. En concreto, las brigadas de intervención estacionadas en la puerta de la Villette, en París, han recibido la orden de equiparse con fusiles de asalto y material de protección.

El más joven de los tres sospechosos buscados por la policía francesa tras el ataque mortífero al semanario satírico, Hamyd Murad, de 18 años, se entregó en una comisaría de Charleville Mézières, en el noreste de París, sobre las 23.00 horas de ayer. Según el primer ministro francés, Manuel Valls, la pasada noche siete personas del entorno de los presuntos autores fueron detenidas y están siendo interrogadas.

En una entrevista a la emisora de radio RTL, Valls ha asegurado que "afrontamos una amenaza terrorista sin precedentes" y son "cientos" los individuos que son objeto de seguimiento por sus posibles vínculos con en el terrorismo. Por eso, ha indicado que aunque los hermanos Kouachi habían estado entre los vigilados, "el riesgo cero no existe". Preguntado sobre si hubo un fallo en su vigilancia, ha respondido que "es una cuestión legítima" que será objeto de "investigación", que "frente a individuos muy determinados, puede haber fallos". Ha recordado que en los últimos tiempos las fuerzas del orden han desbaratado "numerosas" tentativas de atentados en Francia, y que se ha detenido a "decenas" de presuntos terroristas.

El primer ministro ha recalcado que "hay que dejar a la policía cumplir con su trabajo. La prioridad es detener a los terroristas que han cometido este atentado abominable" porque la posibilidad de que vuelvan a atentar "es nuestra principal preocupación". Para evitarlo -ha insistido- hay "miles" de agentes de las fuerzas del orden que están tras ellos, y también con esa meta se publicaron la pasada noche sus fotografías para que cualquiera que tenga información sobre ellos la transmita a la Policía. El semanario Le Point indica que se ha podido identificar a los sospechosos por un carné de identidad hallado en el vehículo en el que huyeron del lugar de los hechos y con el que colisionaron contra otro coche en el noreste de París.

Reunión

El presidente francés, François Hollande, y su predecesor, el conservador Nicolas Sarkozy, han reiterado este jueves mensajes en favor de la unidad de los franceses. Hollande, en un discurso de homenaje a una personalidad de la resistencia francesa, señaló que ante un ataque como el de ayer "nuestro país, nuestra gran Francia, sabe unirse para defender su ideal, el de la República, el de la paz, frente a los que la pretenden atacar matando periodistas y policías".

Recordó que "Francia ha sido atacada en su corazón, en su capital, en un lugar donde soplaba un viento de libertad, y por tanto de resistencia". Sarkozy, que fue recibido esta mañana por Hollande en el Palacio del Elíseo, señaló a los medios de comunicación a la salida que el objeto de la reunión era "mostrar el clima de unidad nacional que es el deber de todos frente al ataque de fanáticos determinados contra la civilización, contra la República". "No es siquiera una cuestión de democracia o de la República, sino de civilización", comentó en tono grave el presidente de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), principal partido de oposición.

Jornada de duelo

Hoy es jornada de duelo en Francia en recuerdo de los doce muertos en el atentado de 'Charlie Hebdo' y las banderas van a ondear a media asta durante tres días. A mediodía, Francia ha guardado un minuto de silencio en memoria de las víctimas y la catedral de Notre Dame de París hizo ha hecho sonar sus campanas. En París, cientos de personas se concentraron en la céntrica plaza de la Republique.

La revista 'Charlie Hebdo' se hizo muy conocida a raíz de la publicación de varias caricaturas de Mahoma. A partir de entonces, el semanario se convirtió en objetivo de la amenaza islamista.

Entre los fallecidos se encuentra el dibujante Charb, director del semanario. Bernard Maris, miembro del Consejo General del Banco de Francia y que colaboraba en la publicación con el apodo de Riss, también ha fallecido en el ataque, al igual que tres históricos viñetistas, Cabu, Tignous y Wolinski. Ayer, François Hollande, hacía un llamamiento a la unidad nacional en una escueta declaración a los medios de comunicación: "No hay duda de que se trata de un atentado terrorista".

vídeo

El presidente francés, François Hollande. / Efe

Ya entrada la tarde, el mandatario realizó una alocución solemne en televisión donde se refirió a las víctimas del atentado como "nuestros héroes", y aseguró que "han muerto por la idea que tenían de Francia, por la libertad".

"La República es la libertad de expresión, la cultura, el pluralismo (...) Ese era el objetivo de los terroristas", indicó Hollande , quien ha convocado para este jueves a los presidentes de las dos cámaras parlamentarias y a los responsables de los grupos políticos y que tiene previsto mantener además otra reunión sobre el atentado con miembros de su Gobierno.

Hollande, quien señaló que ha recibido mensajes de solidaridad del mundo entero, insistió en que se han puesto todos los medios para encontrar "a los autores de esta infamia a fin de que sean detenidos, juzgados y castigados muy severamente". "La libertad es siempre más fuerte que la barbarie", resaltó antes de hacer un llamamiento a "la unión de todos en todas las formas: esa debe ser la respuesta".

Como consecuencia del ataque, Francia ha elevado al máximo su nivel de alerta terrorista en París y ha movilizado a 3.000 agentes que siguen buscando a los sospechosos. El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, detalló que todas las fuerzas policiales están movilizadas para "neutralizar" a "los tres criminales" que cometieron el atentado. "Se han movilizado todos los medios" para detenerlos y que "sean castigados con la dureza que merece el acto bárbaro que han cometido", declaró Cazeneuve a los medios de comunicación al término de una reunión de urgencia organizada tras el ataque en el Palacio del Elíseo por Hollande.

Hasta el momento han encontrado el vehículo de la huida, en el distrito XIX de París, colindante con el barrio donde se han producido los hechos al norte. Según informa un periodista de France 2, se trata de un Citroën C1 ha sido encontrado en la calle Meaux con la luna delantera rota y todo apunta a que los dos asaltantes habrían perdido el control y se chocaron con una barrera. La Policía científica ya está inspeccionando el vehículo en busca de posibles pistas sobre la identidad de los dos agresores, según el reportero, que precisa que los dos atacantes habrían robado otro coche para continuar su fuga.

El ambiente en la revista

Un periodista del semanario que no estaba en la sede cuando se produjo el ataque ha relatado a Le Monde que pese a las amenazas en los últimos meses no se sentía "una inmensa inquietud" en la redacción. "Charb estaba bajo protección policial, pero se desplazaba en ocasiones sin policías, lo que es un signo de que no estaba preocupado a cada instante". "Recibimos amenazas por correo electrónico todo el tiempo y llamadas de teléfono, pero no no las tomamos verdaderamente en serio. Nos hemos acostumbrado (...) en los últimos tiempos, creíamos que lo de las amenazas había terminado", ha añadido.

De acuerdo con la edición francesa de '20 Minutos', dos hombres vestidos de negro y armados con un fusil de asalto Kalashnikov y un lanzacohetes habrían efectuado disparos contra la sede del semanario, obligando a sus empleados a refugiarse en el interior. Los asaltantes entraron posteriormente en el edificio. Una fuente policial ha confirmado después al diario Le Figaro que "se han producido disparos en el hall del semanario a última hora de la mañana".

En declaraciones a L'Humanité, Corinne Rey, 'Coco', contó que había salido a recoger a su hija a la guardería y "al llegar a la puerta del edificio del periódico dos hombres encapuchados y armados nos han amenazado brutalmente". "Quería entrar, subir. He tecleado el código. Han disparado contra Wolinksi, Cabu (...) ha durado cinco minutos", explicó, citando a dos de los dibujantes del semanario que figuran entre los fallecidos, entre los que también está el director de la publicación. "Me escondí debajo de un escritorio (...) hablaban perfecto francés (...) se reivindicaban como miembros de Al-Qaida", añadió la dibujante.

Vincent Justin, un periodista que trabaja en un edificio junto a la sede de la revista, explicó que fueron dos personas las que entraron en la redacción y dispararon contra el personal. De acuerdo con Justin, los autores del tiroteo reivindicaron su acción con la frase "vamos a vengar al profeta". France Info señaló que dos vehículos estaban esperando para ayudar a escapar del lugar a los dos hombres.

Precisamente en la huida, los asaltantes abrieron fuego contra los policías que habían llegado ya al lugar, hiriendo de bala a un agente, que falleció posteriormente. En su huida, chocaron contra un vehículo y golpeado a un peatón. Pascal Disant, del sindicato policial Alliance, indicó a la cadena BFM TV que los asaltantes continúan fugados y habrían huido hacia el norte de la capital.

Francia, amenazada

Hollande reconoció en sus declaraciones a la prensa desde la sede de Charlie Hebdo que Francia sabía que estaba "amenazada", ya que se habían evitado varios ataques en los últimos meses, y debido a que se trata de un "país de libertad". Francia es uno de los países que apoyan a Estados Unidos en la lucha contra Estado Islámico en Irak y Siria.

La anterior sede del Charlie Hebdo ya había sido incendiada en noviembre de 2011 tras el anuncio de la publicación de un número bautizado Charlie Hebdo (término francés de la sharia, la ley islámica) con Mahoma como redactor jefe. La web de esta polémica publicación también ha sido hackeada en varias ocasiones. Precisamente, sin que pueda saberse si existe una relación con el ataque, Charlie Hebdo dedicó la primera plana de su número de este miércoles a la publicación de 'Sumisión', novela controvertida del escritor francés Michel Houellebecq.