Se estrella un avión en Irán en el que viajaban 66 personas

Familiares de los pasajeros del avión siniestrado esperan noticias. /Afp
Familiares de los pasajeros del avión siniestrado esperan noticias. / Afp

Se trata de un vuelo de pasajeros que iba desde Teherán a Yusuj, pero desapareció del radar poco después de despegar

COLPISA / AGENCIASMadrid

Un avión se ha estrellado este domingo en la localidad iraní de Semirom (en el centro-oeste del país) con 66 personas a bordo (60 pasajeros, entre ellos un niño, y seis tripulantes). Los servicios de Emergencia, entre ellos los de la Media Luna Roja, han conseguido aproximarse al lugar del siniestro -una zona montañosa, de difícil acceso- en medio de malas condiciones atmosféricas por fuerte niebla.

La aerolínea iraní Aseman retiró el domingo la afirmación de que los 66 ocupantes del avión de línea que se estrelló habían muerto, ante las dificultades que encuentran los equipos de rescate para localizar el aparato. "Dadas las circunstancias especiales de la región, todavía no tenemos acceso al lugar del siniestro y por lo tanto no podemos confirmar de forma precisa y definitiva la muerte de todos los ocupantes de este avión", afirmó el portavoz de Aseman, Mohamad Tabatabai, a la agencia de noticias Isna.

El avión, un modelo ATR 72-500 de veinte años de antigüedad, cubría la ruta doméstica entre la capital, Teherán, y la ciudad de Yasuy, en el sudoeste del país. El vuelo estaba operado por la aerolínea semiprivada Aseman, con sede en Teherán, y especializada en vuelos domésticos.

Más información

El portavoz de Emergencias iraní, Moytaba Jaledí, explicó que el aparato desapareció del radar unos 20 minutos después de haber despegado del aeropuerto de Teherán y se estrelló en una región montañosa. El ATR chocó contra una montaña llamada Dena, de la cordillera Zagros, cerca de la localidad de Samirom, en el sur de la provincia central de Isfahán. A la zona del siniestro, las autoridades enviaron helicópteros debido a que, al tratarse de una región montañosa, es difícil el acceso de ambulancias. Todo apunta a que el accidente estuvo causado por la climatología, en concreto por la niebla y el viento registrados en esa región.

Irán cuenta con una flota aérea obsoleta debido a años de sanciones internacionales y en la última década se han producido varios accidentes graves. El último tuvo lugar en agosto de 2014 en Teherán, en el que fallecieron 40 personas. Tres años antes, otro avión comercial se estrelló durante una tormenta de nieve en el norte de Irán, lo que provocó la muerte de 77 personas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos