Al menos 18 muertos en atentados suicidas contra mercados en Bagdad

Iraquíes observan restos de sangre junto a un vehículo destrozado.
Iraquíes observan restos de sangre junto a un vehículo destrozado. / Efe
  • El ataque reivindicado es el último de una serie de sangrientos atentados cometidos por el EI desde el comienzo de la ofensiva, a mediados de octubre, de las fuerzas iraquíes para recuperar Mosul

Al menos 18 personas murieron el domingo en dos atentados suicida distintos en mercados de la capital iraquí Bagdad, uno de los cuales fue reivindicado por el grupo Estado Islámico (EI).

El ataque reivindicado es el último de una serie de sangrientos atentados cometidos por el EI desde el comienzo de la ofensiva, a mediados de octubre, de las fuerzas iraquíes para recuperar Mosul (norte), ciudad controlada por los yihadistas de ese grupo.

El primer ataque se produjo con un coche bomba en la entrada de un mercado de Jamila, en Sadr City, un barrio donde viven principalmente musulmanes chiitas que ataca regularmente el EI, un grupo ultraradical suní.

"Un soldado en la entrada del mercado de Jamila disparó al conductor suicida de un coche bomba por sospechas sobre el vehículo, pero el terrorista hizo estallar el coche", explicó a la AFP el portavoz del ministerio de Interior, Saad Maan.

Según un balance comunicado a la AFP por fuentes hospitalarias este atentado dejó 12 muertos y 39 heridos. El soldado resultó herido.

El atentado fue reivindicado por el EI en un comunicado publicado en internet en el que precisa que el kamikaze era un iraquí que apuntó a los chiitas, considerados como herejes por el grupo.

Un hospital de Sadr City afirmó en un comunicado que el cadáver del kamikaze había sido llevado a la morgue y que una carga explosiva que tenía consigo explotó cuando un empleado buscaba documentos de identidad entre sus restos. Esta explosión no causó víctimas pero dañó la puerta de la morgue.

Por otra parte, este mismo domingo otro kamikaze se hizo estallar en otro mercado en el barrio Baladiyat en el este de Bagdad, causando al menos seis muertos y 16 heridos. Este segundo no fue de momento reivindicado.

Desde la ofensiva contra Mosul, se ha recrudecido los atentados yihadistas en Bagdad, el último de ellos el pasado 2 de enero, cuando el EI ya reivindicó un ataque con coche bomba en Sadr City que mató a 35 personas.

En Mosul, las fuerzas iraquíes se acercan del Tígris, que atraviesa el centro de la ciudad, indicó el sábado el portavoz de las fuerzas de élite iraquíes. Aún deben reconquistar el este de la ciudad, del otro lado del río, más densamente poblada y que continúa bajo el control de los yihadistas.

Temas