El Norte de Castilla

Al menos 25 muertos por los ataques aéreos contra el antiguo Frente al Nusra en Idleb

Estragos de la guerra en Siria.
Estragos de la guerra en Siria. / EFE
  • Estos bombardeos ocurren en medio de la tregua que el pasado sábado entró en vigor en Siria

Al menos 25 personas han muerto y decenas han resultado heridas a causa de los ataques aéreos realizados este martes contra los terroristas de Jabhat Faté al Sham, antiguo Frente al Nusra, en la provincia de Idleb y según ha ratificado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH).

El OSDH ha afirmado que el ataque tuvo como objetivo "una de las sedes más importantes del grupo" en Siria, pero sin precisar si lo ha hecho la coalición internacional dirigida por Estados Unidos o Rusia y su aliado sirio. "Al menos 25 miembros, entre ellos sus jefes, murieron en la localidad de Sarmada, donde se encontraban en una reunión", ha indicado el director de la OSDH, Rami Abdel Rahmane.

Por su parte, Faté al Sham había acusado a la coalición internacional de haber realizado el ataque, y se refirió a "más de 20 muertos" en un mensaje en la aplicación encriptada Telegram. Según un corresponsal de la agencia de noticias AFP, varios bombardeos tuvieron como objetivo otros sitios en Sarmada, entre ellos una presa en poder de Faté al Sham. Esta organización yihadista está fuera de la tregua.

Tales bombardeos han ocurrido en medio de la tregua que el pasado sábado entró en vigor para todo el territorio sirio. Gobierno y rebeldes habían pactado un cese de hostilidades, salvo para las citadas organizaciones terroristas y los kurdos, considerados también terroristas por Turquía, que medió en dicho acuerdo junto a Rusia.

Idleb es una de las pocas zonas que aún controla la oposición siria. Allí han sido trasladados muchos de los combatientes y civiles que fueron evacuados de la ciudad de Alepo, tras la victoria del régimen de Bashar al Assad en ella.

Desde que comenzó la tregua han muerto ocho civiles, entre ellos dos niños, por disparos y bombardeos de las fuerzas gubernamentales en la periferia de Damasco, Alepo y Homs (centro), según el OSDH. Incluso la cifra de víctimas mortales supera el número de fallecidos durante los primeros días de anteriores ceses de la violencia en Siria, en los meses de febrero y septiembre de 2016.

Una zona tan estratégica que hace peligrar el acuerdo

Por su parte, el Ejército Libre Sirio (ELS) anunció que "congela" su participación en las conversaciones de paz, previstas para finales de mes en Astaná (capital de Kazajistán), por las "graves violaciones" cometidas por el régimen y sus milicias en Uadi Barada y Guta Oriental (afueras de Damasco) y en las provincias de Hama (centro) y Deraa (sur).

En un comunicado, el conjunto de facciones armadas declaró que "cualquier cambio sobre el terreno anula el acuerdo" de alto el fuego y pidió a Rusia que obligue al ejército sirio y a las milicias iraníes a que lo cumplan, como "parte garante" del mismo.

Mientras tanto, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal formación política de la oposición siria, informó hoy en un comunicado de que registró 42 violaciones del alto el fuego en el día de ayer, durante las cuales doce civiles perdieron la vida, incluidos un niño y una mujer.

En la nota, la CNFROS destacó que continúan los bombardeos sobre las poblaciones de Uadi Barada y otras zonas de los alrededores de Damasco, además de los disparos de artillería contra pueblos ubicados al sur de la ciudad de Alepo (norte).