Entra en funcionamiento la planta que llevará gas licuado a España desde el Ártico ruso

Instalaciones en la península de Yamal./Archivo
Instalaciones en la península de Yamal. / Archivo

España recibirá anualmente 3.200 millones de metros cúbicos de gas a partir de 2018, el 10% del consumo total

RAFAEL M. MAÑUECOCorresponsal en Moscú

El presidente Vladímir Putin se ha trasladado hoy a la península de Yamal, en el Ártico ruso, para asistir a la puesta en funcionamiento de la planta de licuefacción de gas Yamal SPG, ubicada en el puerto de Sabetta. Desde su muelle de carga parte hoy el primer envío de gas licuado a bordo del metanero Christophe de Margerie, que tendrá China como destino. La producción de esta factoría llegará a España el año que viene gracias al acuerdo firmado entre Yamal SPG y Gas Natural Fenosa.

Según la compañía rusa Novatek, principal propietario de Yamal SPG con un 50,1% de las acciones, España recibirá anualmente 3.200 millones de metros cúbicos de gas a partir de 2018, cantidad que supone el 10% del consumo total del país. En el proyecto, valorado en unos 24.000 millones de euros, participan también la francesa Total (20%) y las chinas CNPC (20%) y Silk Road Fund (9,9%).

De momento, ha entrado en servicio la primera línea de licuefacción. La segunda lo hará en el tercer trimestre de 2018 y la tercera y última en 2019. Cada una de ellas tendrá una capacidad de producción de 5,5 millones de toneladas de gas al año, con lo que, una vez finalizada completamente la construcción del complejo, podrá suministrar al año 16,5 millones de toneladas de gas licuado.

En la ceremonia inaugural de hoy están presentes, además de Putin, varios ministros de su Gobierno, entre ellos los de Energía, Alexánder Novak; y Transportes, Maxim Sokolov. Asisten también el presidente de Novatek, Leonid Míjelson, autoridades chinas, el embajador de España en Rusia, Ignacio Ybáñez Rubio, y directivos de Gas Natural Fenosa.

El Christophe de Margerie

El barco Christophe de Margerie, el primer metanero rompehielos del mundo, lleva el nombre del presidente de la petrolera francesa Total, fallecido en octubre de 2014 en el aeropuerto moscovita de Vnúkovo cuando su avión privado chocó con una máquina quitanieves en el momento en el que se disponía a despegar.

La materia prima de la planta procede del yacimiento Yuzhno-Tambéiskoe, en la misma península de Yamal, uno de los más grandes de Rusia, cuyas reservas se calculan en 926.000 millones de metros cúbicos de gas natural. La zona de Yamal y todo el área entre los mares de Bárents y Kara acumulan cerca del 80% del gas de toda Rusia, país con las mayores reservas mundiales de este carburante y primer exportador global.

El yacimiento Yuzhno-Tambéiskoe fue descubierto en 1974, pero entonces quedó claro que sería imposible explotarlo. La zona, todavía hoy aislada del resto de Rusia por carretera y ferrocarril, lo estaba antes también a través del mar, helado prácticamente todo el año. No había forma de trasladar a la zona el equipamiento necesario para construir la planta.

Sin embargo, con el paso del tiempo, el deshielo del Océano Glacial Ártico y la aparición de nuevas tecnologías el proyecto se hizo viable. Los trabajos para levantar la factoría en Sabetta comenzaron en 2011. No existe en el mundo ninguna otra infraestructura de tal envergadura tan al norte ni población con tantos habitantes en esa latitud. En esta remota localidad ártica trabajan y viven unos 20.000 operarios, entre ellos un gran número de especialistas extranjeros. En las inmediaciones de Sabetta viven además los nenets, esquimales que se dedican a la caza, pesca y ganadería de renos. La fauna local incluye también a los imponentes osos polares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos