Trump limita el acceso gratuito a métodos anticonceptivos

Donald Trump y su mujer, Melania. / Efe

El Gobierno estadounidense continúa sus movimientos conservadores y cambian otra medida de Obama

COLPISA / AFP

El Gobierno de Donald Trump ha limitado, invocando convicciones religiosas y morales, el acceso a anticonceptivos a través de los seguros de salud, una medida que afecta a millones de mujeres estadounidenses y que asociaciones de derechos humanos se aprestan a demandar.

La medida cancela una disposición de la ley de cobertura sanitaria conocida como 'Obamacare', al ampliar la exención ya otorgada a las instituciones religiosas a todas las empresas comerciales, según una nota del Departamento de Salud de Estados Unidos.

"El presidente cree que la libertad de practicar su fe es un derecho fundamental en este país", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, a periodistas.

Sin embargo, las reacciones indignadas no se hicieron esperar. La oposición demócrata, asociaciones de defensa de los derechos de la mujer, defensores de la planificación familiar, obstetras, ginecólogos y ciudadanos comunes salieron de inmediato a manifestar su desacuerdo.

La etiqueta #HandsOffMyBC (No toques mi contracepción) era tendencia en Twitter el viernes, a poco de conocerse la noticia. "Estamos demandando a la administración Trump para bloquear esta medida", dijo en Twitter la poderosa organización estadounidense de derechos civiles ACLU.

Las nuevas normas del Departamento de Salud y Servicios Humanos permitirán que las empresas y organizaciones sin ánimo de lucro puedan poner objeciones religiosas o morales para obtener una exención del mandato de la ley de que los empleadores proporcionen la cobertura de anticonceptivos en el seguro médico sin copago.

Los activistas cristianos conservadores y los republicanos del Congreso han elogiado el movimiento, mientras que los defensores de los derechos reproductivos y los demócratas lo han criticado. Aún no está claro cuántos empleadores abandonarán la cobertura del control de natalidad de forma efectiva por motivos religiosos.

La Unión Americana por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) ha demandado a la Administración en una corte federal en San Francisco para tratar de detener la nueva norma, alegando que entre otras cosas violaba el requisito de la Constitución estadounidense de separar la Iglesia y el Estado. El estado de Massachusetts también lo ha demandado y el fiscal general de California ha asegurado que planea hacerlo.

"Este es un día histórico para la libertad religiosa. Bajo la administración de Obama, este derecho constitucional fue seriamente erosionado", ha señalado el presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Paul Ryan.

"La Administración Trump acaba de apuntar directamente hacia la cobertura del control de natalidad para 62 millones de mujeres", ha asegurado la presidenta de la Federación de Planificación Familiar de América, Cecile Richards. "Con esta norma, cualquier empleador podrá decidir si sus clientes dejan de tener cobertura de seguro para el control de la natalidad", ha añadido.

El Gobierno de Trump ha asegurado que la cobertura de control de natalidad podría fomentar "comportamientos sexuales de riesgo" entre adolescentes y jóvenes adultos.

Fotos

Vídeos