Los Ángeles se entrena para 'el gran terremoto'

Simulacro de rescate tras un terremoto en Los Ángeles. /FREDERIC J. BROWN (Afp)
Simulacro de rescate tras un terremoto en Los Ángeles. / FREDERIC J. BROWN (Afp)

«Es la ciudad más preparada en Estados Unidos, que es lo mismo que decir que no estamos preparados», avisa su alcalde

COLPISA / AFPLos Ángeles (Estados Unidos)

No hay duda que un terremoto golpeará Los Ángeles, la pregunta es cuándo.

Las autoridades realizaron este jueves un simulacro, que se desarrolló también en otras regiones del país. "Hoy es un simulacro, mañana puede ser real", dijo el alcalde Eric Garcetti. Y tanto puede serlo que horas antes del terremoto de 7,1 que mató a 369 personas en México el 19 de setiembre se realizó un ejercicio de este tipo.

"Cuando un desastre natural llega necesitamos tener un plan. Es hora de ponernos serios, de tener un plan y practicarlo. Vimos las imágenes de México (...), eso nos podría pasar a nosotros", añadió el edil.

La falla de San Andrés, de 1.300 km, pasa justo por la metrópoli californiana, donde mucha gente no está preparada para el llamado 'The Big One', 'el gran terremoto'. El 17 de enero de 1994, un seísmo de magnitud 6,7 en Los Ángeles dejó 57 muertos y más de 8.700 heridos.

El ejercicio de este jueves -que se realiza por décimo año todos los 19 de octubre a las 10:19- simula un escenario de un terremoto de 7,8, con un estimado de 1.800 muertos y 213.000 millones de dólares en pérdidas en el sur de California, según el jefe de los bomberos de Los Ángeles, Ralph Terrazas.

En el museo de Historia Natural, un grupo de 10 niños de tercero de primaria participó del simulacro. Entre ellos estaba Corina Méndez, de ocho años. Con pena recitó la lección: "Te agachas, colocas manos sobre tu cabeza y ante una pared". Así lo hicieron sus compañeros, algunos bajo una mesa.

El simulacro -que se realizó también en escuelas y algunas bibliotecas- sirvió además de entrenamiento para cuerpos voluntarios de emergencia. En un jardín al frente del museo, instalaron una zona de atención de heridos, divida en colores según gravedad: verde, amarillo y rojo, que es el de atención inmediata.

Un simulador -instalado en una especie de tráiler- permite sentir la brusca sacudida que muchos en Los Ángeles y el resto de California no sintieron aún. "La gente nunca piensa que esto nunca va a pasar", insistió Sheril Jones, de la oficina del estado de atención de emergencias. "Y la gente no está preparada para un desastre, cuentan con que el gobierno vendrá a salvarlos (...) cuando una herida pequeña puede convertirse en tu sentencia de muerte". E inclusive Jones admite: "No estoy tan preparada como quisiera".

El departamento de bomberos ofrece cursos de entrenamientos para emergencias. Garcetti aseguró que tiene tres kits de emergencia -con agua, enlatados, primeros auxilios-: en casa, el despacho y el auto. "Los Ángeles es la ciudad más preparada en Estados Unidos, que es lo mismo que decir que no estamos preparados", indicó. "Ninguna ciudad lo está", reparó, explicando que todo dependerá de la fuerza del sismo.

La alcaldía desarrolla una aplicación de celular de alerta temprana, prevista para el año que viene, y al mismo tiempo exige que los edificios modernicen sus estructuras. Pero de nuevo, todo depende de la intensidad. "Siempre hay un terremoto que puede acabar con toda tu infraestructura. Cada vez son más fuertes".

Más de 8.000 casas y edificios quedaron por ejemplo rasgados o reducidos a polvo tras el terremoto que sacudió Ciudad de México. "Este es uno de los más importantes días del año", dijo Garcetti. "Algunos piensan que otros días -aniversarios, cumpleaños, feriados- son más importantes, pero este es el mayor y más importante día del año".

Fotos

Vídeos