El muro de Trump costaría 21.600 millones de dólares

Una valla del muro en la frontera sur de Estados Unidos.
Una valla del muro en la frontera sur de Estados Unidos. / Mike Blake (Reuters)
  • La primera etapa cubriría 42 kilómetros entre San Diego y El Paso, según un informe del Departamento de Seguridad Nacional

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El muro que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quiere construir en la frontera con México costaría un total de 21.600 millones de dólares y tardaría hasta tres años y medio en erigirse, según un informe interno del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense.

El informe, al que ha tenido acceso Reuters, calcula el precio del muro muy por encima de los 12.000 millones de dólares que Trump aseguró que costaría durante su campaña. Los líderes republicanos de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, y de la mayoría del Senado, Mitch McConnel, cifraron el valor en hasta unos 15.000 millones de dólares.

El plan muestra que el muro se puede construir en tres fases y cubriendo un total de 2.000 kilómetros de la frontera para finales de 2020. En los próximos días, el secretario del Departamento de Seguridad Nacional, John Kelly, recibirá el informe, aunque el Gobierno no tiene que obedecer las acciones que recomienda.

La cifra estimada asume que el Departamento obtendrá la financiación del Congreso en abril o mayo, lo que daría tiempo suficiente para conseguir contratistas y comenzar la construcción en septiembre de 2017. Trump ha señalado que el Congreso debería financiar el muro en un principio, pero que México deberá reembolsar a los contribuyentes estadounidenses después, algo a lo que el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, se muestra reacio.

El informe muestra que el Gobierno de Trump ya ha comenzado a solicitar exenciones de leyes ambientales para construir el muro en algunas zonas. También ha empezado a trabajar con contratistas y ha planificado la compra de acero para el proyecto.

Además, el informe también tiene en cuenta el coste y el tiempo de la expropiación de terrenos privados, una de las razones que explica el fuerte aumento del valor del muro en comparación con las estimaciones de Trump y de los miembros del Congreso.

La primera etapa costaría 360 millones de dólares y sería la más pequeña, que cubriría 42 kilómetros de distancia cerca de San Diego (California) y El Paso (Texas). La segunda fase de construcción abarcaría 242 kilómetros y la tercera 1.728, por lo que sellaría esencialmente toda la frontera entre Estados Unidos y México.

El Gobierno de Estados Unidos también debe tener en cuenta los acuerdos de la Comisión Internacional de Límites de Aguas, un pacto entre ambos países sobre las aguas que comparten en el Río Grande. El informe calcula que sólo ese acuerdo puede elevar el coste de 11 millones a 15 millones de dólares por cada 1,6 kilómetros.