Trump asistirá a su primera cumbre de la OTAN en Bruselas a finales de mayo

Donald Trump.
Donald Trump. / Efe
  • El mandatario estadounidense subraya «la importancia de la Alianza en momentos turbulentos» a pesar de que en campaña asegurara que la organización está «obsoleta»

  • Trump asegura que ha ofrecido ayuda a Peña Nieto para hacer frente a los cárteles y que ambos tienen una «buena relación» porque «es un buen hombre»

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asistirá a finales de mayo en Bruselas a su primera cumbre de la OTAN, después de que en campaña asegurara que la organización está "obsoleta" y que ha fracasado en la lucha contra el terrorismo, además de cuestionar el compromiso de Estados Unidos con la seguridad de los aliados que no gastan lo suficiente en defensa.

Trump y Stoltenberg "han reafirmado la importancia de la Alianza en los momentos turbulentos" actuales en una conversación telefónica que ambos han mantenido este domingo por la noche, según ha explicado la OTAN en un comunicado para dar cuenta de la llamada, la segunda que ambos mantienen desde la elección de Trump.

Ambos han revisado también el progreso en la lucha contra el terrorismo y el gasto en defensa de la OTAN y "han subrayado la necesidad de esfuerzos continuados para garantizar el reparto justo de la carga entre todos los aliados de la OTAN".

"El secretario general y el presidente Trump esperan discutir estas cuestiones en la próxima cumbre de la OTAN en Bruselas a finales de mayo", ha precisado la Alianza en la nota. La Casa Blanca también ha confirmado la asistencia del presidente Trump a la cumbre de la OTAN en Bruselas, según ha informado la cadena CNN.

Trump ha dejado claro que la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico será la máxima prioridad de su Gobierno en política exterior y se espera que presione a los aliados para que la Alianza Atlántica se implique más.

La nueva Administración estadounidense también ha dejado claro que espera que el resto de aliados gasten más en defensa dado que apenas cinco países de la OTAN en la actualidad cumplen la meta de destinar al menos el 2 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) a Defensa, entre ellos Estados Unidos.