Neil Gorsuch, un defensor del rol de la religión en la sociedad

El juez estadounidense Neil Garsuch.
El juez estadounidense Neil Garsuch. / Kevin Lamarque (Reuters)
  • perfil

  • Conservador y brillante, es un firme protector de los llamados 'valores familiares' y un estricto intérprete de la Constitución

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda urbana para hombre y mujer

Hasta 80%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Zapatos y botines de piel para hombre

Hasta 70%

¡Moda para hombre y mujer a precios inmejorables!

Hasta 90%

La marca Denim italiana de moda

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda infantil con sus personajes favoritos

Hasta 70%

Grandes descuentos en calzado

Hasta 80%

Selección de joyas exclusivas para hombre y mujer

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Porque el descanso es salud

Hasta 80%

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

La mejor selección de productos para mantener tu hogar organizado

Hasta 70%

Joyería y relojería de tus marcas favoritas

Hasta 70%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Considerado un juez conservador y brillante, Neil Gorsuch es un firme defensor de los llamados 'valores familiares', un estricto intérprete de la Constitución y un convencido de la necesidad de preservar el papel de la religión en la sociedad estadounidense. El elegante juez de 49 años es el nuevo nominado por el presidente Donald Trump para ocupar una plaza en la Suprema Corte estadounidense, el más joven en una generación.

Prácticamente desconocido fuera de los tribunales hasta hace pocos días, Gorsuch ha servido en la corte federal de apelaciones del 10º distrito de Denver, Colorado, desde 2016, y ahora deberá obtener el voto de confirmación del Senado. Pero los senadores del partido Demócrata, aún irritados porque esa cámara se negó a hacer una audiencia de confirmación de un juez nominado por Barack Obama el año pasado, han prometido ponerlo difíciles.

Gorsuch tiene una biografía a la medida para dejar satisfechos a los electores de Trump, especialmente cuando se lo compara con el juez que substituirá, el ultra conservador Antonin Scalia, quien falleció en febrero del año pasado. Esa biografía de Gorsuch podría incluso atraer el apoyo de legisladores Republicanos que mantienen una relación marcadamente tensa con el nuevo presidente.

Gorsuch es conocido por una extraordinaria y por momentos exagerada cortesía, aunque sus pares le reconocer habilidades diplomáticas y rigor intelectual. Su habilidad para escribir decisiones y su visión marcadamente tradicional han generado comparaciones con Scalia, quien era considerado un pilar fundamental de la visión conservadora del sistema judicial estadounidense.

El ahora nominado a la Suprema Corte, que exhibe títulos de las prestigiosas universidades de Columbia y Harvard, no esconde su admiración por Scalia. Como éste último, Gorsuch favorece lo que en Estados Unidos es llamado 'originalismo': la idea de que los jueces deben interpretar la Constitución en la forma en que fue entendida en el momento en que fue escrita, sin filtros de la modernidad. Pero además, al escoger a Gorsuch para la máxima corte, Trump envía también un fuerte mensaje a los Estados del centro del país, que en general lo apoyaron en la elección presidencial y que no tienen ningún representante en la actual Suprema Corte.

Columbia, Harvard y Oxford

Gorsuch sigue apegado a su natal estado de Colorado, donde le gusta pescar y donde, junto a su esposa Louise, cría a sus dos hijas, además de caballos, cerdos y chivos. Proviene de una familia con excelentes recursos financieros y pasó parte de su vida en Washington: cuando era adolescente, su familia se instaló en la capital estadounidense porque su madre fue nombrada responsable de la Agencia de Protección Ambiental en el gobierno de Ronald Reagan.

Primero se graduó en la Universidad de Columbia, en Nueva York, y luego en la Universidad de Harvard, aunque posteriormente siguió estudios en la universidad de Oxford, Inglaterra, lo que quizá explique su tendencia a citar frecuentemente a Winston Churchill. Incluso conoce los corredores de la sede de la Suprema Corte, ya que actuó como ayudante del entonces juez Byron White (fallecido en 2002) y con el también juez Anthony Kennedy. Trabajó como abogado en para un bufete de Washington y pasó a trabajar en el Departamento de Justicia durante el gobierno de George W. Bush, quien lo nombró para su puesto en la Corte federal de apelaciones de Denver en 2006.

Las opiniones de Gorsuch son ya conocidas por los largos textos en los que explica sus decisiones. Es autor de un libro la moralidad y los argumentos legales contra la eutanasia, en tanto apoya empresas que se niegan a pagar métodos anticonceptivos a sus empleados.