El Norte de Castilla

Obama cree que hubiera ganado las elecciones si se hubiera enfrentado a Trump

Barack Obama junto a Donald Trump en la Casa Blanca.
Barack Obama junto a Donald Trump en la Casa Blanca. / Efe
  • El presidente asegura que su visión de «esperanza y cambio» de 2004, aún tiene respaldo y hubiera logrado el apoyo de la mayoría

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se muestra confiado en haber logrado un apoyo suficiente como para derrotar al republicano Donald Trump en caso de haberse presentado a las pasadas elecciones, ganadas por el magnate a Hillary Clinton.

En una entrevista de despedida publicada hoy por la cadena CNN, el gobernante, que el 20 de enero entregará la Presidencia a Trump, ha asegurado que su visión de esperanza y cambio, que articuló por primera vez en la Convención Nacional Demócrata en 2004, aún tiene respaldo y hubiera logrado de nuevo el apoyo de la mayoría.

En la entrevista, hecha por David Axelrod, quien fue su asesor y estratega de sus dos campañas presidenciales, el gobernante dijo que mucha gente en todo el país, incluidos oponentes, sigue diciéndole que esa visión y la dirección de su mensaje es la correcta.

"Tengo confianza en esta visión porque estoy seguro de que si hubiera vuelto a presentarme (a las elecciones) y la hubiera articulado, creo que podría haber movilizado a una mayoría del pueblo estadounidense para que la respaldase", dijo Obama.

Un país «unido, tolerante y diverso»

"La cultura realmente cambió y la mayoría comulga con la noción de un Estados Unidos unido, tolerante y diverso, abierto y lleno de energía y dinamismo", agregó el presidente, que se lamentó de que los republicanos combatiesen esa visión de unidad ante el bien común.

Con esa actitud de "echar arena tierra en el engranaje", los republicanos solo hicieron un ejercicio de desunión, dijo Obama, que insistió en que la victoria de Trump no demuestra que esos sueños y esa visión hayan fracasado.

En las elecciones del 8 de noviembre pasado, Trump se impuso a su rival demócrata, Hillary Clinton, gracias al sistema de voto electoral que define la elección del presidente de Estados Unidos, pero la exsecretaria de Estado se impuso al magnate en voto popular por una diferencia de unos tres millones de votos.