Desarticulada en Japón una red de pederastas tras abusar de casi 170 niños

  • La Policía japonesa intenta lavar su imagen de «centro internacional de tráfico y producción de porno infantil»

La Policía japonesa ha detenido a seis hombres bajo el cargo de participar en una red de pederastia que ha abusado de al menos 168 niños, en una macrooperación contra la pornografía infantil con vistas a un lavado de imagen de cara a los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020, según un comunicado policial recogido por los medios japoneses.

Las víctimas tenían entre 4 y 13 años y han sido identificadas en los más de 100.000 archivos en los ordenadores de los detenidos que ha incautado la Policía. La relajada actitud de las autoridades niponas ante la explotación y el abuso sexual a los menores había sido objeto de fuertes críticas de la población y de la comunidad internacional, que obligó en 2014 al Gobierno a endurecer unas leyes que hasta entonces no contemplaban la prohibición de la posesión de material pornográfico infantil.

El número de víctimas de la pornografía infantil en Japón ascendió a 781 en la primera mitad de 2016, cifra récord y más del doble de las 384 registradas en el mismo periodo del año anterior. De hecho, el Departamento de Estado de EEUU llegó a declarar en 2013 a Japón como "un centro internacional de tráfico y producción de porno infantil". Un año antes, la Policía nipona informó de 1.264 investigaciones sobre abusos a menores, un 98 por ciento más que en 2011.

En la operación de este viernes han sido arrestados seis individuos con edades comprendidas entre los 20 y los 66 años, algunos de los cuales trabajaban como voluntarios en colegios e institutos, y algunos profesores. Su modus operandi consistía en intercambiar archivos de imágenes de manera directa, sin recurrir a Internet, para evitar su detección.