El Norte de Castilla

El régimen de Kim Jong-un ha ejecutado a 340 personas desde su llegada al poder

El líder norcoreano Kim Jong-un, durante un discurso.
El líder norcoreano Kim Jong-un, durante un discurso. / EPA
  • El Instituto Nacional de Estrategias de Seguridad denuncia que el líder norcoreano ha cometido «actos flagrantes e inhumanos»

El régimen de Corea del Norte ha ejecutado a unas 340 personas que trabajaban para el Gobierno desde 2011, el año en el que Kim Jong-un llegó al poder tras la muerte de su padre, Kim Jong Il, una campaña de represión que tendría como objetivo consolidar al joven mandatario como líder supremo, según un estudio de un think tank dependiente de la agencia de Inteligencia surcoreana.

El estudio elaborado por el Instituto Nacional de Estrategias de Seguridad denuncia que Kim ha cometido "actos flagrantes e inhumanos" mediante la expulsión y ejecución de cientos de altos cargos de su Gobierno porque en algún momento se han opuesto al régimen y a su líder, según informa la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

Entre los altos cargos que han sido eliminados de su Gobierno está el tío de Kim, Jang Song Thaek, que antes de ser ejecutado por traición en 2013 era uno de los principales apoyos del líder norcoreano. De acuerdo con los expertos, Kim está intensificando cada vez más sus técnicas de represión en un intento de consolidar su imagen de líder supremo. En 2015, el líder norcoreano retiró de su Gobierno a un total de 60 personas. En 2012 fueron tres los cargos políticos víctimas de su purga.

El joven mandatario fue recomendado como líder supremo del Ejército del Pueblo de Corea el 30 de diciembre de 2011, dos semanas después de la muerte de su padre, el anterior líder norcoreano, Kim Jong Il. "Desde que el régimen norcoreano ejecutó a su jefe de Defensa Hyon Yong Chol en 2015, ha frenado la purga de altos cargos hasta la fecha. No obstante, ha ejecutado a más de 140 funcionarios y altos cargos de Gobierno", han asegurado desde el think tank vinculado a la agencia de Inteligencia surcoreana.

La purga y ejecución de miembros del Gobierno y funcionarios es una práctica muy extendida en Corea del Norte por parte de las autoridades. No sólo son víctimas de este tipo de purga los altos cargos del Gobierno que son cercanos a Kim sino que se estima que las ejecuciones a funcionarios menores y civiles también se producen con asiduidad. De enero a agosto de este año, más de 60 civiles fueron ejecutados públicamente por el régimen.