Santos avanza que el nuevo acuerdo con las FARC es cuestión de «días»

Juan Manuel Santos.
Juan Manuel Santos. / Leonardo Muñoz (Efe)
  • El pasado 24 de agosto el Gobierno y la guerrilla alcanzaron un pacto tras cuatro años de negociaciones, pero los colombianos lo rechazaron en el plebiscito celebrado el 2 de octubre

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha revelado este viernes que la conclusión del nuevo acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), modificado con las propuestas de la campaña del 'no', es cuestión de "días".

"Ya todo está sobre la mesa. Todo está dicho y todo está estudiado. Es cuestión de buena voluntad y de tomar decisiones. Esto se puede lograr en días", ha dicho en un discurso dirigido a la nación que ha pronunciado desde la Casa de Nariño.

El dirigente conservador ha convocado a los negociadores de paz del Gobierno "para que se pongan en modo cónclave" de modo que puedan "trabajar de manera ininterrumpida y alcanzar un nuevo acuerdo lo más pronto posible".

"Sesiones largas y provechosas"

Santos ha destacado las numerosas reuniones que tanto él como la delegación de paz del Gobierno han mantenido esta semana con los detractores del actual acuerdo con las FARC "para lograr la unidad en torno a uno nuevo". "Por una parte, negociadores del Gobierno han trabajado de manera ardua con la delegación de las FARC para estudiar y discutir los ajustes y cambios al acuerdo, basándose en las recomendaciones, observaciones y comentarios recibidos de todos los sectores, grupos y organizaciones promotores del 'sí' y del 'no'", ha contado. Al mismo tiempo, en Colombia el Gobierno ha mantenido encuentros con representantes de los partidos políticos contrarios a los textos de La Habana. "Han sido sesiones largas y provechosas", ha afirmado, agradeciendo "el espíritu constructivo y patriótico" de los participantes.

En concreto, ha indicado que desde el pasado miércoles el Gobierno ha invitado a los portavoces del Centro Democrático -partido político del expresidente Álvaro Uribe- "a continuar el diálogo". "Está prevista una nueva reunión con ellos mañana sábado", ha avanzado. También "se ha continuado el diálogo con las Cortes, con la Iglesia Católica, con la Federación de Víctimas de las FARC". "Me reuní igualmente con los familiares de los militares detenidos para escuchar sus preocupaciones frente a la situación de sus familiares", ha añadido.

Santos ha confiado en que con esta ronda intensiva de reuniones se avanzará tanto desde La Habana como en Colombia "hacia una paz que una y deseen todos los colombianos". "Necesitamos un nuevo acuerdo ya", ha enfatizado.

El pasado 24 de agosto el Gobierno y las FARC firmaron un acuerdo de paz después de cuatro años de negociaciones en la capital cubana. Pero los colombianos lo rechazaron en el plebiscito celebrado el 2 de octubre, lo que ha obligado a modificar los textos de La Habana.