La Justicia rusa invalida al principal líder opositor para presentarse a las presidenciales

El bloguero y líder opositor ruso, Alexei Navalny.
El bloguero y líder opositor ruso, Alexei Navalny. / Efe
  • El Tribunal Léninski condena a cinco años de prisión a Alexéi Navalni por un delito de «apropiación indebida» del patrimonio perteneciente a una empresa privada

El bloguero anticorrupción, Alexéi Navalni, el líder opositor más popular en el momento actual en Rusia, no podrá presentar su candidatura a las elecciones presidenciales del año que viene. Así se desprende del veredicto del Tribunal Léninski de la ciudad de Kírov, que le considera culpable de un delito de “apropiación indebida” del patrimonio perteneciente a una empresa privada. Navalni y su socio, Piotr Ofitsérov, han sido condenados respectivamente a la pena de cinco y cuatro años de prisión condicional. Cada uno deberá además pagar la multa de 500.000 rublos (unos 7.900 euros).

El dirigente opositor ruso, que insiste en su inocencia y que ya arrastra otra condena anterior también "amañada", según sus propias palabras, no tendrá que ir ahora a la cárcel, pero queda fuera de la posibilidad de disputarle la presidencia al actual jefe del Estado, Vladímir Putin. De hecho, Navalni, que tiene 40 años, es hoy día el único político que podría desbancarle.

Según el juez, el popular bloguero se apoderó "ilegalmente" de 10.000 metros cúbicos de madera valorados en 16 millones de rublos (unos 252.000 euros) que pertenecían a la empresa estatal "Kirovoles". Lo hizo siendo consejero del gobernador de la región, Nikita Belij.

El texto de la sentencia dictada hoy es idéntico a la ya emitida en 2013 por el mismo delito. Aquel veredicto tuvo que ser anulado después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos denunciase numerosas infracciones cometidas durante el proceso judicial. Sin embargo, el fiscal exigió después la repetición del juicio. Navalni ha deplorado en su cuenta de Twitter que el fallo inculpatorio del tribunal repite las mismas conclusiones que ya fueron invalidadas en su momento por Estrasburgo.

Vadim Kóbsev, uno de los abogados del dirigente opositor, afirmó en 2013 al referirse a la argumentación del juez que “se está criminalizando artificialmente una actividad comercial común a base de presentar un contrato legal como una estafa y el beneficio obtenido como un perjuicio material”. En cualquier caso, la también letrada, Olga Mijáilova, ha constatado que Navalni no podrá concurrir a los comicios.

Seguirá en campaña

Pese a todo, el bloguero anticorrupción ha advertido que seguirá en campaña en la lucha por ocupar el sillón presidencial porque "eso es lo que la gente espera de mí". Sus abogados confían en que la actual sentencia sea anulada como lo fue la anterior.

En diciembre de 2014, Navalni y su hermano fueron reconocidos culpables de apropiación indebida de más de 31 millones de rublos (unos 490.000 euros) pertenecientes a la empresa de cosmética Yves Rocher y a un operador de pagos electrónicos. Los abogados consideraron "absurdas" las acusaciones y aseguraron que el proceso había sido "amañado" por motivaciones políticas. El líder opositor fue condenado a tres años y medio de prisión condicional.

Aunque ya se hizo popular denunciando casos de corrupción en su blog, saltó a las primeras páginas de los periódicos en diciembre de 2011, movilizando a decenas de miles de manifestantes contra Putin en las mayores concentraciones habidas tras la caída de la Unión Soviética. En las elecciones a alcalde de Moscú de septiembre de 2013, Navalni obtuvo el segundo puesto con más del 27,5% de los votos, el mejor resultado conseguido por un político extraparlamentario desde que Putin llegó al poder. Aquellos comicios, a juicio de Navalni, fueron fraudulentos, pero no consiguió que progresara su impugnación, que exigía la repetición del escrutinio.