El Parlamento británico debatirá el 20 de febrero la visita de Trump

El ministro británico de Asuntos Exteriores, Boris Johnson (dcha.).
El ministro británico de Asuntos Exteriores, Boris Johnson (dcha.). / EFE
  • El presidente estadounidense ha generado cierta repulsa entre ciudadanos del Reino Unido por sus medidas migratorias

La Cámara de los Comunes británica debatirá el próximo 20 de febrero la visita de Estado del presidente estadounidense, Donald Trump, y la cual ha generado cierta repulsa entre los ciudadanos autóctonos, según anunció este martes el brazo legislativo en su propia página web.

"El Parlamento debatirá esta petición el 20 de febrero de 2017", indicó un escueto comunicado, al respecto del manifiesto firmado ya por 1,6 millones de personas que pide rebajar el rango de esta visita, para la que todavía no hay fecha, a causa de las declaraciones y medidas migratorias de Trump.

"La bien documentada misoginia y vulgaridad de Trump le descalifican para ser recibido por Su Majestad o el príncipe de Gales", afirmaba dicha petición popular, creada antes del decreto que impide la entrada a Estados Unidos a los refugiados y a ciudadanos de siete países musulmanes, pero cuyos firmantes crecieron rápidamente tras la medida.

No obstante, el Gobierno británico ha respondido a las protestas manteniendo la invitación. El ministro de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, estimó que "se le debe conceder una visita de Estado al presidente de nuestro aliado más estrecho e importante", y aseverando que "demonizar" a Trump servirá para "conseguir lo contrario" de lo que se pretende.

Los firmantes quieren que se rebaje el rango del viaje, pues cualquier invitado en una visita de Estado es huésped de la reina en el Palacio de Buckingham durante dos noches, amén de disfrutar del mayor despliegue protocolario. El Mall, la avenida que conduce a tal palacio, se engalana con grandes banderas del país del mandatario y mientras la reina llega con el invitado en carroza para ofrecerle un gran banquete.