Rusia, dispuesta a negociar con EE UU la creación de zonas de seguridad en Siria

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.
El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov. / EFE
  • Tal propuesta, de Donald Trump, se desarrollaría siempre que fuese para habilitar campamentos para civiles

Rusia se mostró este lunes dispuesta a negociar la creación de zonas de seguridad en Siria, propuesta por el presidente estadounidense, Donald Trump, siempre que se trate realmente de habilitar campamentos para los civiles y que se consensúe con el Gobierno de Damasco.

"Aclararemos con los colegas estadounidenses los detalles de esa idea", dijo en una rueda de prensa el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, que saludó la propuesta de Trump como un intento "de dar algunos pasos para aliviar la carga migratoria" que sufren Europa, los países vecinos de Siria y Estados Unidos.

En cualquier caso, precisó, "habría que pensar en crear zonas de residencia para los desplazados dentro del territorio sirio", además de "consensuar todos los detalles prácticos y el mismo principio de la creación de zonas de seguridad con el Gobierno de Siria".

La propuesta de Trump, que ha ordenado al Departamento de Estado y al Pentágono elaborar en un plazo de 90 días el plan para crear las zonas de seguridad, apuntó Lavrov que "se diferencia de aquellas que se hicieron en etapas anteriores de la crisis siria", durante la presidencia de Barack Obama.

"Entonces proponían crear en el territorio sirio una especie de emplazamiento para colocar allí un Gobierno alternativo y usarlo para derrocar al régimen", argumentó Lavrov las razones por las que ahora Moscú sí está dispuesta a hablar con Estados Unidos sobre este asunto.

En la actualidad, los únicos acuerdos entre Rusia y EE UU sobre Siria vigentes se limitan a evitar incidentes entre la aviación y los contingentes militares que ambos tienen desplegados en el país árabe.

Al mismo tiempo, recordó Lavrov, Damasco considera ilegal la intervención en su territorio de la coalición internacional liderada por EE UU, pero está abierta a aceptarla con dos condiciones: "si realmente lucha contra el Estado Islámico (EI) y el Frente al Nusra, y si la coalición de EE UU coordina sus acciones" con Rusia.

«Voluntad política y disposición de los militares»

"Estamos dispuestos a dialogar en cualquier momento" sobre la cooperación ruso-estadounidense en la lucha con los yihadistas, aseguró al respecto Lavrov, quien apuntó a "posibilidades ilimitadas" en este terreno, siempre que haya "voluntad política y disposición de nuestros militares de convertir esa voluntad en hechos concretos".

El jefe de la diplomacia rusa recordó que el año pasado los militares de los dos países ya acordaron compartir datos de inteligencia para localizar y bombardear objetivos yihadistas en territorio sirio. "Pero en el último momento, cuando todos los acuerdos ya estaban cerrados, la administración de Obama no tuvo fuerzas para anteponer la lucha contra el terrorismo a sus objetivos rusófobos", señaló Lavrov.

Tras la llegada de Trump a la Casa Blanca, "hay posibilidades para un diálogo profesional entre los militares de Rusia y EE UU, dirigido a la elaboración de medidas concretas para acabar con los terroristas en Siria", concluyó. Trump y su colega ruso, Vladímir Putin, acordaron este sábado coordinar la lucha contra los grupos terroristas en Siria, en la primera conversación telefónica que mantuvieron tras la investidura del líder estadounidense.