Un avión de pasajeros ruso, obligado a desviarse para no colisionar con otro de la OTAN

  • El aparato de la Alianza Atlántica penetró ilegalmente en el corredor por el que transcurría el vuelo del avión regional ruso a 6.000 metros de altura

Un avión de pasajeros ruso se vio obligado a desviarse para no colisionar con un avión de la OTAN cuando se dirigía a las islas Kuriles (océano Pacífico), informaron hoy fuentes de los órganos seguridad.

"Se tomó la decisión de que el avión de pasajeros descendiera urgentemente para evitar una aproximación peligrosa o incluso una colisión aérea", señaló la fuente a la agencia Interfax.

El avión ruso era un Bombardier que había despegado de la isla de Sajalín y se dirigía al archipiélago de las Kuriles, cuya soberanía es también reclamada por Japón. "La torre de control detectó que al avión se aproximaba a un aparato desconocido, que no respondía a las comunicaciones desde tierra", apuntó.

Según la fuente, el aparato de la Alianza Atlántica penetró ilegalmente en el corredor por el que transcurría el vuelo del avión regional ruso a 6.000 metros de altura. El avión aliado nunca llegó a responder a las llamadas de los controladores rusos, que identificaron que pertenecía a la OTAN a través de sus señales de radio.