El Norte de Castilla

El autor del ataque en Estambul es un hombre de 28 años de Kirguizistán

vídeo

Imagen del sospechoso del atentado de Estambul. / Efe

  • Turquía pone bajo custodia policial a la familia del presunto autor del ataque contra la discotena Reina, donde asesinó en Año Nuevo a 39 personas

  • El terrorista, que sigue prófugo, parecía tener experiencia de combate y podría haber recibido entrenamiento en Siria

  • El atacante utilizó cargadores dobles para optimizar el tiempo de recarga y apuntó siempre al torso de las víctimas

El presunto autor del atentado terrorista en el club "Reina" de Estambul, en el que asesinó en Año Nuevo a 39 personas y dejó más de 60 heridos, es Lakhe Mashrapov, de 28 años y natural de Kirguizistán, según ha informado la cadena de televisión pública de Turquía (TRT). La cadena publicó una noticia en su página web en la que revelaba la identidad del presunto terrorista y facilitaba un vídeo y una foto de su pasaporte, aunque poco después eliminó la información, así como las publicaciones en redes sociales sobre la identidad del atacante.

Más información

Las autoridades turcas siguen manteniendo el bloqueo informativo que impusieron poco después de producirse el atentado, aunque hasta el momento ningún organismo oficial ha desmentido la información publicada por TRT. Medios locales difundieron un vídeo, estilo "selfie", en el que se observa al atacante caminando por la plaza Taksim, en el centro de Estambul, y que por la decoración de la plaza se estima que fue grabado antes del ataque a la discoteca. En otra imagen, el presunto terrorista aparece en una casa de cambio de Laleli, un barrio conservador de Estambul, probablemente varios días antes del atentado.

Por otro lado, según el periódico Haberturk y una fuente de los servicios de seguridad citada por la agencia de noticias Reuters, el terrorista "tenía experiencia de combate" y podría haber recibido entrenamiento en Siria. La misma fuente ha considerado también altamente probable que recibiese directrices sobre el tiroteo directamente del grupo terrorista Daesh, que ha asumido el atentado.

Varios testigos del ataque relataron que, cada vez que el atacante cambiaba de cartucho, tiraba un objeto luminoso antes de volver a cargar y disparar, según publica el diario Hurriyet. Analistas de seguridad creen que se trata de una estrategia para distraer e iluminar al objetivo para poder seguir disparando. Según los diarios Hurriyet y Haberturk, el atacante habría utilizado cargadores dobles para optimizar el tiempo de recarga y habría apuntado siempre al torso de las víctimas.

El diario Haberturk señala además que las investigaciones policiales sitúan al terrorista también en Siria, desde donde había entrado a Turquía. Según este periódico, llegó el pasado noviembre a través de Konya junto a su mujer y dos hijos, "para no llamar la atención de las autoridades". La esposa del sospechoso formaría parte del grupo de 12 personas que fueron detenidas en relación a la matanza, agrega el diario.

Una cámara de seguridad captó al atacante de Estambul.

Una cámara de seguridad captó al atacante de Estambul. / Efe

Macrooperación policial

La policía turca continúa con la macrooperación policial que actúa de forma simultáneas en varios puntos de Estambul, para capturar al asesino que, una hora y media después de iniciarse 2017, disparó a bocajarro a los centenares de personas que festejaban la llegada del Año Nuevo en el exclusivo club Reina, situado a orillas del Bósforo.

Tras el ataque en la discoteca, el sospechoso subió a un taxi y desde allí llamó a alguien que se encontraba en el barrio de Zeytinburnu, por lo que la policía pudo esclarecer detalles sobre su identidad. El principal operativo se desplegó anoche en los barrios de Zeytinburnu y Basaksehir, ambos en la parte europea de Estambul. Precisamente en Zeytinburnu fueron detenidas 12 personas relacionadas con el ataque o con presuntos vínculos con el Daesh.

El diario Cumhuriyet, que al igual que otros periódicos afirman que la familia del sospechoso está custodiada por la policía en la ciudad de Konya, afirma haber hablado con la esposa del atacante y que éste proviene de Kirguizistán. "Me enteré del ataque por televisión. No sabía que mi marido era simpatizante (del Daesh)", habría declarado la mujer al rotativo, según el cual el sospechosoa y su familia llegaron el 20 de noviembre en vuelo desde Kirguizistán al aeropuerto de Estambul, desde donde fueron a Ankara y, el 22 de noviembre, a Konya.

Según el rotativo, allí alquiló un estudio por 1.100 liras (algo menos de 300 euros) y pagó tres meses por adelantado. "Dijo que llegó a Konya a buscar trabajo y el 29 de noviembre viajó en coche a Estambul", publica el diario, que añade fueron los vecinos de la casa que alquiló quienes llamaron a la Policía para decir que lo habían reconocido".