Siete detenidos en Australia por planear atentados durante la Navidad

Redada policial en una calle de Melbourne (Australia).
Redada policial en una calle de Melbourne (Australia). / Julian Smith (Efe)
  • Las detenciones ocurrieron anoche en cinco viviendas de varios municipios del área metropolitana de Melbourne, en el sur del país, donde las fuerzas de seguridad encontraron armas y artefactos explosivos

Siete personas han sido detenidas en Australia en una operación antiterrorista de la Policía, que los acusa de planear atentados con bomba en la ciudad de Melbourne durante las Navidades, informaron hoy fuentes oficiales.

Las detenciones ocurrieron anoche en cinco viviendas de varios municipios del área metropolitana de Melbourne, en el sur del país, donde las fuerzas de seguridad encontraron armas y artefactos explosivos.

La Policía señaló que los detenidos planeaban atentar en varios puntos céntricos de la ciudad, posiblemente durante el día de Navidad, en una acción inspirada por la organización terrorista autodenominada Estado Islámico (EI).

El primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, dijo que la operación fue llevada a cabo por la Policía del estado de Victoria, cuya capital es Melbourne, la Policía federal y la organización de seguridad e inteligencia, ASIO.

"Lo que han descubierto es un plan para hacer estallar artefactos improvisados en el centro de Melbourne, en la zona de Federation Square, en o alrededor del día de Navidad", explicó Turnbull en rueda de prensa recogida por la cadena ABC.

"Este es uno de los planes terroristas más sustanciales que han sido desbaratados en los últimos años", añadió el primer ministro.

El jefe de la Policía de Victoria, Graham Asthon, indicó que los investigadores creen que los sospechosos planeaban un ataque de modo múltiple, con explosivos y otro tipo de armamento, incluidas armas blancas y de fuego, inspirado en el EI.

"Desde luego, estos se autorradicalizaron, creemos, pero inspirados en el EI o por la propaganda del EI", dijo Ashton.

Dos de los detenidos fueron puestos en libertad sin cargos, mientras que los otros cinco permanecen bajo custodia a la espera de ser trasladados a lo largo del día a un tribunal donde serán acusados de terrorismo, añadió Ashton.

Cuatro de los cinco que continúan detenidos, de entre 20 y 25 años de edad, son nacidos en Australia de familias de origen libanés y el quinto nació en Egipto y tiene nacionalidad australiana.

Australia elevó a alta su alerta terrorista en septiembre de 2014 y desde entonces ha reforzado la seguridad y ha aprobado una serie de leyes antiterroristas para evitar que se produzcan atentados en su territorio, que ha sido escenario de ataques aislados.