El Norte de Castilla

Rusia acusa a la ONU de sabotear las negociaciones de paz en Siria

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.
El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov. / Afp
  • El ministro de Exteriores asegura que el enviado especial de Naciones Unidad lleva más de un año sin ningún avance

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ha acusado hoy al enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, de sabotear las negociaciones entre el régimen de Bachar al Asad y la oposición del país árabe.

"La ONU, en la persona de su enviado especial, Staffan de Mistura, sabotea desde hace más de un año la resolución 2254 que estipula la celebración de negociaciones sirias sin condiciones previas", dijo Serguéi Lavrov en una rueda de prensa en Minsk.

Lavrov aseguró que, "probablemente, al Gobierno no lo quede otra opción que aceptar la iniciativa de la oposición patriótica y organizar el diálogo sirio". Al respecto, subrayó que Moscú apoya "la celebración de dicha reunión en Damasco" y opinó que el régimen sirio aceptará la propuesta opositora.

Destacó que los grupos opositores que se encuentran en Siria, incluido el Comité de Coordinación Nacional, y otros que están en el exilio están estudiando "seriamente" esa posibilidad.

Un callejón sin salida

Lavrov también señaló que, incluso los opositores cercanos a Arabia Saudí, son conscientes del callejón sin salida que supone la postura de negarse a negociar "mientras el presidente Asad siga en el poder".

Tanto Rusia como Irán han instado en varias ocasiones a De Mistura a que reactive los esfuerzos diplomáticos para el reinicio en Ginebra de las negociaciones de paz "sin condiciones previas".

A finales de abril la Comisión Suprema para las Negociaciones, principal representante de la oposición siria en Ginebra, abandonó las negociaciones con la exigencia de que Rusia y Damasco cesaran toda acción militar en Alepo.

La aviación rusa suspendió hace más de un mes los bombardeos contra la segunda ciudad siria, aunque la pasada semana lanzó un nuevo ataque masivo contra las posiciones yihadistas en el país árabe.