El Norte de Castilla

Putin desplegará misiles en Kaliningrado para contrarrestar a la OTAN

Lanzamiento de un misil desde la fragata rusa 'Admiral Grigorovich'.
Lanzamiento de un misil desde la fragata rusa 'Admiral Grigorovich'. / Afp
  • El presidente ruso acusa a la Alianza Atlántica de buscar un "enemigo externo" para poder mantener su propio orden interno

Las Fuerzas Armadas de Rusia van a desplegar sistemas de misiles Iskander y S400 en el enclave de Kaliningrado, como medida de respuesta al emplazamiento de sistemas de misiles por parte de Estados Unidos en Europa, según ha anunciado el presidente de la Comisión de Defensa y Seguridad del Senado ruso, Víctor Ózerov.

"En calidad de medidas de respuesta contra este tipo de amenazas nos vemos obligados a fortalecer el sistema de Defensa Aeroespacial en dicha dirección, involucrar fuerzas adicionales y medios para solucionar las tareas de protección de los correspondientes objetivos y puestos de mando", ha asegurado el senador, según informa la agencia de noticias RIA Nóvosti.

Ózerov ha indicado que el fortalecimiento incluye el emplazamiento de misiles S-400 y complejos Iskander en Kaliningrado, "así como la creación de nuevas unidades en los Distritos Militares Occidental y Sur".

El presidente de la Comisión de Defensa y Seguridad del Senado ha destacado que uno de los argumentos presentados por Rusia en relación al emplazamiento del sistema estadounidense de Defensa Antimisil en Europa radica en la preocupación de que la infraestructura creada puede ser reequipada en plazos breves para el emplazamiento de armas de ataque, en particular, misiles de crucero de emplazamiento terrestre. "Estos temores se confirman hoy", ha declarado.

En mayo de 2016, la OTAN puso en servicio el sistema Aegis Ashore en la base rumana de Deveselu. Esta base de interceptores es parte de la arquitectura de defensa frente a misiles balísticos que ya incluye cuatro buques destructores de EE UU emplazados en la base de Rota (España) y un radar en Turquía, y en el futuro integrará también un puesto de radares y antimisiles en Redzikowo, Polonia.

Enemigo externo

Precisamente hoy, el presidente ruso, Vladímir Putin, ha considerado que la OTAN busca un "enemigo externo" para poder mantener su propio orden interno y ha dejado claro que Rusia responderá a la ampliación de la Alianza Atlántica.

"No siempre comprendo la lógica de nuestros socios: a veces a uno le da la impresión de que se necesita mantener la obediencia y arreglar la disciplina en su propio bando, el occidental, el llamado atlántico, y para eso es necesario un enemigo externo", ha comentado Putin en una entrevista en la película de Oliver Stone 'Ucrania en llamas', que se estrena este lunes.

Ante esta situación, ha añadido, Rusia se ve obligada a "aplicar contramedidas, es decir apuntar nuestros sistemas de misiles contra los objetivos que, según nuestra opinión, comienzan a amenazarnos". "¿Por qué reaccionamos con tanta inquietud ante la ampliación de la OTAN? Nos preocupa la práctica de la toma de decisiones; yo sé cómo se toman las decisiones: cuando un país llega a ser miembro de la Alianza, para él es muy difícil oponerse a la presión de un país tan grande y líder de la OTAN como Estados Unidos", ha añadido, según recoge la agencia Sputnik.

Tras la anexión de Crimea a Rusia y el conflicto en el este de Ucrania, la OTAN suspendió toda cooperación civil y militar con Moscú aunque se mantuvieron los canales del diálogo político, la comunicación militar, así como continuar la labor del Consejo OTAN-Rusia, un foro de consultas bilaterales establecido en 2002, aunque a nivel de embajador o inferior.