El Norte de Castilla

Rusia reanudará las consultas con EE UU sobre el tratado de desarme nuclear

Lanzamiento de un misil.
Lanzamiento de un misil. / Archivo
  • Moscú ha acusado a Washington de violar dicho tratado al desplegar elementos de su escudo antimisiles en países europeos como Rumanía

Rusia ha anunciado hoy que reanudará la próxima semana en Ginebra las consultas con Estados Unidos sobre el tratado de eliminación de misiles nucleares de medio y corto alcance, INF.

"Este es un encuentro muy importante y de una gran responsabilidad", ha asegurado Serguéi Riabkov, viceministro de Exteriores ruso, a la agencia Interfax. El diplomático ha reconocido que, debido a la tensión en las relaciones bilaterales, la comisión sobre desarme lleva mucho tiempo sin reunirse. "Está claro que Moscú y Washington tienen muchas reclamaciones que hacerse el uno al otro en relación con el cumplimiento del acuerdo", ha señalado.

Según ha admitido Riabkov, "las reclamaciones mutuas serán el asunto más importante, ya que nosotros tenemos muchas más hacia EE UU en materia de contenido y cantidad, que los norteamericanos hacia nosotros". Moscú ha acusado a Washington de violar dicho tratado al desplegar elementos de su escudo antimisiles en países europeos como Rumanía, aduciendo que esos pasos amenazan la seguridad de Rusia y alteran el equilibrio estratégico.

Escudo antimisiles

En los últimos años, Rusia ha amenazado en varias ocasiones con denunciar el INF, tachado de "anacrónico" por el presidente ruso, Vladímir Putin. En respuesta al escudo antimisiles y a los planes de EE UU de lograr "la superioridad militar" sobre Rusia, Putin anunció que su país reforzará su arsenal nuclear y, en particular, "los sistemas ofensivos capaces de superar cualquier escudo". "Las referencias a la amenaza de los misiles iraníes y norcoreanos simplemente ocultan los auténticos planes y su verdadero objetivo, que es neutralizar el potencial estratégico y nuclear de otros países", dijo. En su opinión, el principal objetivo del escudo es Rusia y su arsenal nuclear, que incluye la aviación estratégica, los misiles intercontinentales y los submarinos atómicos, tríada que permite a Moscú mantener la paridad estratégica con Estados Unidos.

Los planes militares de Estados Unidos y la expansión de la OTAN hacia las fronteras de Rusia son las principales amenazas incluidas en la doctrina militar aprobada en diciembre de 2014 por Putin.

El INF condujo a la eliminación en 1991 de todos los misiles balísticos y de crucero de medio (1.000-5.000 kilómetros) y corto alcance (500-1.000 kilómetros) de ambas potencias rivales durante la Guerra Fría, la URSS y EE UU.