Rusia arresta a un periodista ucraniano bajo la acusación de espionaje

  • Moscú sostiene que Román Súshenko, corresponsal de Ukrinform, es un coronel de la inteligencia militar ucraniana

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Román Súshenko, corresponsal en París de la agencia ucraniana Ukrinform, llegó a Moscú el pasado viernes para visitar a sus familiares. Nada más llegar a la capital rusa, fue arrestado por agentes del FSB, los servicios secretos rusos, que le acusan de espionaje. Según el medio en el que desarrolla su labor profesional, el viaje era de carácter particular y no de trabajo.

Ukrinform reiteró ayer que Súshenko estaba de vacaciones y denunció que de su detención no fue informada su familia ni tampoco el Consulado ucraniano en Moscú. Esto, a juicio de la agencia, "constituye una violación flagrante del Derecho Internacional".

Y probablemente nadie hubiera sabido nada del periodista durante cierto tiempo de no haber sido porque el domingo se lo encontraron por casualidad en la cárcel moscovita de Lefórtovo activistas de la ONG rusa Comisión Pública de Observadores. Según Zoya Svétova, responsable de la ONG, "durante la visita a la sección de cuarentena de la prisión de Lefórtovo, nos encontramos en una celda al ciudadano ucraniano Román Súshenko, de 47 años. Nos explicó que es periodista y que ha sido acusado de espionaje".

El Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) sostiene que el corresponsal ucraniano es coronel de la Dirección General de Inteligencia del Ministerio de Defensa ucraniano, algo que desmienten desde Kiev. Pese a que Súshenko no vive en Rusia y sus esporádicos viajes no duran demasiado, el FSB le acusa de "recoger información sobre la actividad de las Fuerzas Armadas rusas y la Guardia Nacional, cuya filtración a países de Occidente podría dañar la capacidad defensiva de Rusia". El periodista ucraniano ha sido ya acusado formalmente de espionaje y el juez ha ordenado su reclusión preventiva por espacio de dos meses.

El letrado Mark Feiguin, que formó parte del equipo de abogados que defendieron a la piloto ucraniana, Nadezhda Sávchenko, se ha hecho cargo del caso. En declaraciones a la agencia Interfax, Feiguin ha dicho hoy que "Súshenko es corresponsal de Ukrinform en París, siempre se ha dedicado al periodismo. No entiendo de dónde han podido salir estas acusaciones".

El Ministerio de Exteriores ucraniano han exigido la liberación inmediata del periodista y acusa a Moscú de utilizar a ciudadanos de Ucrania como "rehenes" de su política de "agresión".