Atrapados

fotogalería

Una de las muchas mujeres desplazadas. / Javier González

  • Unas 240.000 personas esperan desde hace más de veinte años una solución a su dramática situación, creada después del conflicto que estalló al inicio de los 90 entre de los territorios separatistas de Abjasia y Osetia del Sur y Georgia

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Abjasia y Osetia del Sur siguen sufriendo las consecuencias de un conflicto que surgió en los 90, cuando ambas regiones reclamaron su independencia después de la separación de Georgia de la antigua Unión Soviética, causando el desplazamiento de la totalidad georgianos que vivían en las dos áreas. Durante la guerra los separatistas de Absajia llevaron a cabo una campaña de limpieza étnica a gran escala que acabó con más de 150.000 muertos y la expulsión de más de 240.000 ciudadanos, que llevan esperando más de veinte años una solución a su dramática situación.

Recientemente algunas iniciativas han sido puestas en marcha por el gobierno de Georgia para mejorar la situación de los IDP’s pero han obtenido poco resultado. La realidad, que pude comprobar con mis propios ojos, es que la mayoría de ellos siguen viviendo en condiciones lamentables en edificios públicos abandonados, llamados Collective Centers, sin acceso a un trabajo digno, educación, sanidad e información sobre sus derechos y obligaciones.

Esto supone un problema para el gobierno de Georgia, que trata de pasar página para ocultar su incapacidad. En los últimos años, tratando de ocultar la situación, el gobierno ha vendido los hoteles y edificios públicos en los que vivían. Algunos han encontrado una solución en guetos alternativos pero otros fueron desalojados sin ninguna compensación, siendo su segunda experiencia de desplazamiento forzoso.

Los desplazados no quieren volver a sus casas por miedo a convertirse en ciudadanos de segunda en su propia tierra, Abjasia y Osetia del sur, donde aún no existe un gobierno reconocido internacionalmente. El conflicto sigue sin resolverse después de más de veinte años y, para su desgracia, no parece que su situación vaya a cambiar en un futuro cercano.

Más información del autor en http://chavi-garcia.tumblr.com/ y https://www.instagram.com/chavi.garcia/