elnortedecastilla.es
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 10 / 15 || Mañana 9 / 13 |
más información sobre el tiempo
Estás en: >
Noticias

INVESTIGACIÓN

Las ‘smart cities’ necesitan un cerebro

Académicos de la Real Academia de Ingeniería discuten en Madrid las necesidades de la ciudad del futuro

08.05.13 - 13:50 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Las ‘smart cities’ necesitan un cerebro
Complejo de la compañía de Tecnologías de la Información Infosys en Pune, India. Zigor Aldama.

Si no se presta atención a la coordinación, las ciudades del futuro corren el riesgo de convertirse en una serie de islotes, tecnológicamente avanzados, pero desconectados unos de otros. Las consecuencias de esto pueden afectar a asuntos como la inclusión social, el empleo o la eficiencia en la gestión sanitaria de nuestras futuras ciudades. Estas son algunas de las conclusiones extraídas ayer en una jornada sobre ‘smart cities’ y otras aplicaciones de la Inteligencia Computacional a la Sociedad del Conocimiento, organizada en Madrid por la Real Academia de Ingeniería y ATICA, una red de investigadores en esta disciplina que reúne a 38 grupos en España.

“Muchas poblaciones en países desarrollados han invertido en conectividad de telecomunicaciones, sensores de muy diversos tipos y capacidad de cómputo, con el muy loable propósito de mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos”, apuntó Aníbal Figueiras, doctor ingeniero de Telecomunicaciones en la Universidad Carlos III de Madrid. Para el investigador, tras este primer paso hacia las ‘smart cities’ “llega la hora del segundo paso: ha de incluirse un cerebro en estos sistemas”.

Según estos expertos, lo ideal sería que, en el futuro, los conceptos de ‘smart city’ y smart society’ fuesen de la mano. “La sociedad inteligente abarca desde un buen uso de la energía hasta la preservación del medio ambiente, pasando por la asistencia social y sanitaria y cada uno de los aspectos que presentan nuestras vidas. Energía, medio ambiente, negocio o salud inteligentes no pueden ser islotes desconectados, sino que han de relacionarse y gestionarse aprovechando las oportunidades que brindan las inteligencias colectiva y computacional”, apuntó Figueiras.

La inteligencia computacional tiene, para Humberto Bustince, de la Universidad de Navarra, mucho que aportar en cuanto a “ciudades inteligentes, minería de datos o sistemas de soporte a la decisión”, pero estas jornadas también analizaron los posibles puntos oscuros en la construcción de una ciudad inteligente, tales como los que rodean al concepto de sostenibilidad o las dificultades a la hora de vincular la inteligencia computacional al desarrollo social. O, siendo más concretos, las posibles amenazas a la privacidad o a la seguridad que pueden darse en un entorno donde el ciudadano está continuamente conectado a multitud de servicios telemáticos.

Para Figueiras, “la inclusión social, y no solamente la e-inclusión, es un objetivo inalcanzable sin la participación de las colectividades”. Es decir, que existen riesgos en la construcción de una ciudad inteligente que conviene prever, como el hecho de que un ciudadano decida no participar y pierda derechos, relacionados, según Figueiras, con el empleo, la atención social y la salud.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.