Ana Torroja recuerda los secretos de Mecano en 'Mi casa es la tuya'

Ana Torroja charla con Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya'. /Telecinco
Ana Torroja charla con Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya'. / Telecinco

La cantante cuenta cómo fueron sus inicios con el grupo y lo que les llevó a poner fin a su aventura musical

EL NORTE

Ana Torroja fue la invitada de Bertín Osborne en su programa 'Mi casa es la tuya'. La cantante hizo un repaso a su carrera musical y a su vida personal. Al margen de entrevistador y entrevistada, también se acercó al programa Mario Vaquerizo, que tiene el número 6 del club de fans de Mecano. Pero no fue el único, también aportaron su testimonio, desde la distancia, otros famosos como David Summer, de Hombres G, Javier Herrero, de Los Pecos, la diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada y las presentadoras Sandra Barneda y Carme Chaparro, según recoge 'Bekia'.

En la entrevista la cantante, enamorada de la música desde la infancia, cuenta cómo conoció a los hermanos Cano. José María: «Caminando un día por el Paseo de la Habana vimos una fiesta de chicos y mis amigas y yo nos colamos, fue allí donde conocimos a José, con quien formamos una pandilla». Con el paso del tiempo, la casualidad les llevó a juntar sus voces: «A José le gustaba ligar tocando la guitarra y un día que se puso a tocar me pidió que le hiciera los coros. Desde entonces, comenzamos a tocar en colegios mayores, pubs... En un pub conocimos a un amigo de un amigo, que al final nos llevó hasta Miguel Ángel Arenas, 'El 'Capi'. Fue el quien dio el ok para fichar por CBS, pero pidió que fuera yo la cantante principal en lugar de José María».

Sobre la razón de llamarse Mecano, Ana señala que «el nombre se le ocurrió al presidente del sello musical, Aurelio González. A mí, por aquel entonces, no me pareció bien porque me sentía fuera, pero es cierto que el nombre era muy comercial, con Torroja no habría funcionado».

Poco a poco, el grupo iba siendo más conocido y los éxitos y la fama se incrementaba, algo que no llevaba nada bien la solista: «La fama me afectó para mal, yo soy muy tímida y se formó demasiado revuelo mediático. Me convertí casi casi en una persona agorafóbica. Perdí amigos... Solo quería estar con mi familia y con la pareja que tenía en ese momento. No podía salir a la calle», señala.

Para intentar solucionar esos problemas decidió pasar un año sabático en Nueva York. «Nadie me conocía, comencé a ser yo». Ese año se convirtió en cinco de inactividad, que supuso la espada de muerte para la banda. El fin del grupo se acercaba tal y como lo anunció José María cuando recibía un premio por su trayectoria. «Yo no sabía que iba a decir nada, ninguno lo sabíamos. Fue un momento feo, te acaban de dar un premio a la trayectoria y dices eso. Yo salí llorando, fue muy complicado», confesó la madrileña.

Después de tantos años, la relación entre los intergrantes del grupo es fenomenal: «Nos queremos mucho, somos como hermanos», señala Ana Torroja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos