Samanta Villar: «Ser madre es cambiar de profesión»

Samanta Villar con Risto en 'Chester'. /Cuatro
Samanta Villar con Risto en 'Chester'. / Cuatro

La periodista fue entrevistada por Risto Mejide en su programa 'Chester'

EL NORTE

Samanta Villar fue el pasado domingo una de las invitadas de Risto Meijide en Cuatro. En la entrevista ha comenzado diciendo que «no pienso mucho las consecuencias cuando digo las cosas, pero me gusta elegir las palabras para que hagan 'boom'».

Samanta ha hablado de su infancia, de la que ha comentado que «yo siempre he tenido libertad, desde pequeña».

Villar ha querido dejar claro que «mis padres nunca me han inculcado miedo, cosa que si hacían los padres de mis amigas, como a salir por la noche y tampoco ha habido tabús en mi casa. Siempre hemos hablado de todo, nos hemos visto desnudos...» y ha añadido que «les pedí a mis padres que me enviaran, con 12 años, a estudiar inglés en Inglaterra. Era muy independiente, y eso te da mucha libertad».

Samanta también ha hablado de la censura de la que ha respondido que «solo ha habido una ocasión en que se me ha censurado y ocurrió cuando estaba Aznar en el gobierno, y estaban con las manifestaciones del 'No a la guerra'» y ha añadido: «En ese momento estaba trabajando en Televisión Española, y como teníamos que retransmitirlo, me llamaron para decirme que el gobierno español no era el gobierno central, sino EL gobierno, y que el de la Generalitat era el gobierno de la Generalitat. Hay mucha gente que se tiene que partir la cara para que no la censuren, y como no tienen la energía suficiente, se quedan por el camino».

En cuanto a uno de los temas por los que ha sido más criticada, la maternidad. Samanta ha comentado: «entiendo que me pudieran criticar si insultara a mis hijos, que los tuviera desamparados, pero eso no es así. Los adoro, y son lo más importante de mi vida, pero eso no me ciega para decirte que es un sacrificio descomunal, y que te va a llevar al límite, y creo que tenemos un problema en la sociedad si no lo puedo decir».

Según ha señalado la entrevistada: «solo nos han contado una parte de la verdad. De la maternidad solo sabemos lo bonito. Hay una parte de sacrificio, de llevarte al límite, e incluso de dolor físico. Ser madre es cambiar de profesión. Ahora, en vez de periodista soy cuidadora durante 24 horas al día, 7 días a la semana, sin descansos ni vacaciones y hay un momento que dices: '¿Qué me hecho con mi vida?'. Ese momento va a llegar en algún momento, y creo que tengo la responsabilidad de contarlo al mundo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos