Nuevos fichajes para la serie de Antena 3 'Amar es para siempre'

Fernando Cayo como Ernesto Ortega en 'Amar es para siempre'. /Antena 3
Fernando Cayo como Ernesto Ortega en 'Amar es para siempre'. / Antena 3

Víctor Clavijo, Fernando Cayo, Ruth Núñez, Olivia Molina, María Adánez o Meritxel Calvo, entre los intérpretes que forman el elenco de actual entrega

EL NORTE

‘Amar es para siempre’, que se dirige hacia el ecuador de su sexta temporada, prepara nuevas incorporaciones y tramas que no dejarán indiferentes a los vecinos de la Plaza de los Frutos.

La exitosa serie diaria de Antena 3 estrenó su sexta temporada en septiembre con un reparto de auténtico lujo: Víctor Clavijo, Mariona Ribas, Fernando Cayo, Ruth Núñez, María Adánez, Olivia Molina, Guillermo Barrientos, Meritxell Calvo, Iñaki Miramón, María Barranco, Antonio Molero, Anabel Alonso, Itziar Miranda, Manuel Baqueiro, José Antonio Sayagués y Sebastián Fernández, Jacobo Dicenta, José Luis Torrijo, Lucía Martín, Jorge Usón, Sonia Almarcha y Jonás Beramí,

A este elenco se suman ahora los actores y actrices: Veki Velilla, Carla Díaz, Paula Usera, Jose Troncoso y Nacho Marraco.

Nuevos personajes

LAURA ORTEGA (interpretado por Veki Velilla). Primera aparición: 16 enero.

La pequeña de los Ortega es el ojito derecho de su padre, Ernesto (Fernando Cayo). Lo venera y no termina de entender la tristeza que entrevé en la actitud de su madre. Matilde (Sonia Almarcha) lleva años protegiéndola en silencio, ocultando el dolor que le producen los escarceos y el trato de su marido. Ha procurado que estudie fuera de Madrid, en buenos internados, para que no le pase como a Javier (Guillermo Barrientos), que conoce la realidad del matrimonio.

Laura ha empezado el primer curso de dos carreras distintas que ha acabado abandonando. Al no saber hacia dónde concretar su futuro, le pide a su padre pasar un año en Londres, con la excusa de mejorar su inglés y éste, que no puede negarle nada, accede.

A su regreso a Madrid demostrará que, a pesar de sus ínfulas de niña malcriada y de su carácter caprichoso y manipulador, muy similar al de Ortega, Laura tiene una gracia natural y unas estrategias para conseguir lo que se propone que hacen de ella un personaje inevitablemente simpático.

BELÉN TUÑÓN (Carla Díaz) Primera aparición: 31 enero

Belén Tuñón de Guevara es hija de Rodrigo (Juan Fernández). Es una joven alegre, mimada por la vida y por sus padres, dispuestos a hacer cualquier cosa por verla feliz. Creció fascinada por las estrellas del cine y del teatro. Su sueño era convertirse en una de sus ídolos. A Rodrigo le horrorizaba la idea de que su hija entrase en la farándula, pero finalmente su mujer lo convenció para que apoyara a Belén en su carrera artística.

Gracias al respaldo de sus padres y a su talento natural, Belén se convierte en la futura estrella de la canción y del cine, siguiendo los pasos de Marisol. Tiene idealizado a su padre y una relación especialmente cómplice y cercana con su madre, en la que siempre ha confiado como si fuera su mejor amiga.

SANTIAGO GARCÍA (Nacho Marraco) | Primera aparición: 7 febrero

Santiago es el hermano de Julián Azevedo (José Luis Torrijo). Nacido en Madrid, hijo de padre portugués y madre española, Santiago adoptó la posición política conservadora de su familia. En la práctica, sin embargo, la única causa con la que ha estado completamente comprometido es la del juego y el libertinaje.

Cuando descubrió la intención de Julián de huir con Matilde (Sonia Almarcha) y abandonar a Lourdes del Castillo, denunció a su hermano por rojo, algo que Azevedo nunca le perdonó. Para Santiago, fue un acto motivado por un sentimiento de protección a la familia, ya que la poderosa familia de Lourdes del Castillo, al ver repudiada a su hija, habría tomado represalias contra los García Aguilar.

Tras el exilio de Azevedo, Santiago se acabó casando con Lourdes, de la que nunca llegó a estar enamorado y que le dejó viudo hace dos años. Gracias al matrimonio, a Santiago nunca le faltó de nada, pero tras la muerte de su mujer, su incapacidad para llevar los negocios y la tendencia al vicio dieron un giro a su estabilidad.

Cuando Santiago se entera del regreso de Azevedo y su posterior detención, decide retomar el contacto con su hermano, aunque sabe que no va a ser fácil conseguir su perdón. Detrás de su intención conciliadora, esconde intereses menos loables... y un gran secreto.

LUISITA GÓMEZ (Paula Usero) | Primera aparición: 14 febrero

Hija de Luisa e Ignacio, familiares de los Gómez, Luisita nació mientras sus padres se escondían como maquis en el monte Cerro Moreno. Tras este trágico suceso, Manolita emprendió una incansable búsqueda de su sobrina y, finalmente, consiguió traerla de vuelta a casa. Los Asturianos la criaron como a una hija más. Luisita siempre fue una niña feliz y plenamente consciente de sus orígenes. Manolita se ocupó de contarle la historia de sus padres. Luisita, por tanto, asumió desde siempre con total normalidad esta dualidad, entendiendo desde bien pequeña que poseía unos progenitores que estaban en el cielo y que sus otros padres eran Marcelino (Manu Baquerio) y Manolita (Itziar Miranda).

Luisita, destaca por ser una persona alegre, optimista, luchadora y ciertamente inocente. Resalta también su inquietud y su personalidad marcadamente curiosa, que la lleva a estar siempre a la caza de nuevas metas que alcanzar. De hecho, sus ganas de crecer profesional y personalmente la llevarán, a sus dieciocho años, a marcharse a Barcelona con su hermana y con sus tíos a estudiar secretariado para labrarse un futuro. Sus padres accederán por fin a dejarla volar del nido para vivir con su hermana Lola.

Una vez en Barcelona, Luisita dejará de lado sus estudios, sin avisar a sus padres. Pero los Gómez no tardarán en descubrir la verdad...

SAMUEL GUIJARRO (Jose Troncoso) | Primera aparición: 7 marzo

Primo de Matilde. Cursó sus estudios en un colegio jesuita donde, enseguida, destacó por su alta capacidad intelectual. Aunque desde su infancia sufrió crisis de fe, compartía el idealismo de los valores cristianos y se dejó influir por su director espiritual, hasta ingresar en la orden de los jesuitas. La orden supo ver y aprovechar su potencial. Guiaron y apoyaron su carrera, hasta llevarlo a convertirse en un neurólogo y psiquiatra de prestigio internacional.

A la vuelta de Estados Unidos, la crisis de fe de Samuel aumenta, y se distancia de la orden empezando a llevar una vida seglar, a pesar de las presiones familiares y de su entorno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos