María Jesús Ruiz abandona la isla... por unos días

María Jesús Ruiz, en el momento de la despedida de la isla. /Telecinco
María Jesús Ruiz, en el momento de la despedida de la isla. / Telecinco

La modelo tendrá que cumplir mañana con un asunto judicial pero regresará nuevamente a Honduras

EL NORTE

María Jesús Ruiz tendrá un trato especial porque su abandono poco tiene que ver con su decisión sino con obligaciones con la justicia. La modelo de Andújar tendrá que comparecer mañana ante el juzgado, y ante «esta situación tan excepcional, el programa va a aclarar cuestiones», explicaba Sandra Barneda en 'Conexión Honduras'.

La primera cuestión es que «María Jesús no ha abandonado 'Supervivientes'. Ha tenido que salir de manera temporal para cumplir con un asunto judicial del que ha pedido un aplazamiento, pero que no le ha sido concedido. Es imprescindible que acuda a esta cita por las consecuencias que pudiera tener». Además, durante el tiempo que permanezca fuera de la isla « la concursante permanece en absoluto aislamiento, solo mantiene contacto con su abogado».

La audiencia se preguntaba si María Jesús tendría un trato de favor respecto a la alimentación, algo que Barneda quiso aclarar: «Va a mantener las mismas condiciones alimentarias que el resto de concursantes, es decir, durante este viaje, María Jesús solo se alimentará con la ración diaria de comida que le corresponde en la isla: 50 gramos de arroz y una ración pequeña de pescado».

Y lo más importante, el jueves María Jesús Ruiz volverá a la isla «y vivirá desde Honduras su nominación». Su prometido explicó que esta situación era «algo que ya sabíamos que podía pasar, y hemos intentado por todos los medios aplazarlo, pero no se ha podido. Y esto es un tema muy duro, no es ningún privilegio, como se ha dicho. Ella está muy débil porque no está comiendo como es debido y a cualquiera de nosotros nos cansa un viaje en coche, cuatro horas, hay que imaginarse que ella hace 32 horas de vuelo, más coche, más volver en cuestión de 4 ó 5 días, es decir, que eso es muy duro y, además, por lo que va, que va a un tema judicial que no es agradable. Incluso, psicológicamente, es complicado, porque el juzgado está muy cerca de casa, con lo cual, imagínate lo que es pensar que su hija está a 100 metros y no puede verla».

La protagonista no se lo tomó como un privilegio precisamente. «¡Vaya mierda de tío! ¡Que siempre me está amargando la vida, coño!», gritaba María Jesús, con rabia y entre lágrimas, cuando le dieron la noticia de que tendría que comparecer en el Juzgado Número 4 de Jaén por la denuncia de malos tratos que interpuso en el pasado contra su exmarido José María Gil Silgado. Tanto el 'lado salvaje' como el 'lado civilizado', lo mismo que desde 'El Mirador', contemplaban la escena, conscientes de que algo habría ocurrido para que la Miss España estuviese tan alterada, desahogándose a voces y golpes contra el mar, como recoge 'Bekia'.

Mientras tanto, María Jesús gritaba: «¡Maldita la hora en la que lo conocí!», mientras Melissa le cuestionaba a Mayte Zaldívar si se estaba refiriendo a su ex: «No sé si al exnovio, si al padre de su hija la mayor o a qué, pero, lo que sea, es una mierda, pero vamos... Con Julio estaba muy bien. ¡Si se van a casar en septiembre! ¡Qué jodido...! Es una tía cojonuda».

Y junto a Romina Malaspina y el Maestro Joao, María Jesús Ruiz rompió a llorar. «De verdad que hay personas que dices: 'Si no hubiese conocido nunca a esa persona qué feliz sería... He tenido problemas y un error en mi vida, pues sí y por eso estoy pagando las consecuencias, pero yo nunca le he hecho daño a nadie, jamás en mi vida. A mí misma, mucho, con errores y equivocaciones y decisiones super desacertadas», confesó.

«Ten cuidado -le decía María Jesús a Romina- que tu eres muy joven. Eres muy joven y te voy a decir una cosa: Lo único que te tienes que cuidar es de los hombres. Los hombres, tu pareja, o te elevan y te ponen en la posición que te mereces, o te hunden y yo, ahora, tengo un señor a mi lado que se llama Julio Ruz Moreno y ese hombre lo da todo por mí y yo lo doy por él». «¿Va a salir todo bien, verdad?, preguntaba la modelo, entre lágrimas, al vidente, a lo que éste respondió: «Sí, te lo digo yo. Te lo dije, te lo digo y te lo diré, que va a salir todo bien, seguro».

En el momento de la despedida, María Jesús Ruiz se tranquilizó, recibiendo el apoyo de todos sus compañeros: «Me llevo toda vuestra fuerza, todo va a salir bien y para adelante. Tengo ganas de solucionar esto ya porque es un problema que viene de lejos. Zanjarlo y volver con más fuerza que nunca. Ha llegado la hora, me voy. Lo que sé es que me llevo toda la fuerza de vosotros... ¡Os amo!». El Maestro Joao, el más afectado, dijo: «Lo importante no son los sitios, sino las personas. Y este sitio ya no es tan bonito porque me falta una persona que para mí es importante en este concurso».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos