Lucía Rivera disfruta de la soltería, de momento

Lucía Romero.
Lucía Romero. / Europa Press

La modelo afirma que le encanta que la comparen con su madre Blanca Romero

EL NORTE

Lucía Rivera no para de trabajar. La hija de Blanca Romero no deja de ir de pasarela en pasarela, lo que le impide ver a sus padres, que también se encuentran bastante ocupados.

En una entrevista concedida al portal 'Chance', le preguntan por su estilo de vestir, a lo que ella responde: «Yo soy súper sencilla, me gusta el rollo 'rock' con los pantalones rotos, camisetas de cuello abierto, soy muy rockera y pantalones sueltos y un top... soy muy de tops. Me gusta no enseñar pero ir sexy».

Sobre su relación con su madre apunta que «hablamos mucho por teléfono... Nos adoramos pero ya es diferente. Ella está más lejos y tampoco nos contamos tanto. Bueno, ahora en verano ya la veré mucho» y por lo que parece también tiene intención de ver a su padre.

En cuanto a sus preferencias a la hora de elegir novio, apunta que le gustan «fieles, sobre todo, reservados, educados, honestos, humildes, solo pedimos que sean buenas personas, que nos cuiden». Sobre su deseo de tener pareja recuerda que tuvo una relación hace poco, pero «ya no me apetece. A ver, tengo 18 años, acabo de llegar a Madrid, tengo que conocer a mucha gente, hago millones de amigos... Claro, algún besillo me daré...».

Y por lo que parece todavía no tiene decidido su destino para sus vacaciones: «La idea es ir a Asturias ahora en julio ver a mi hermano, que le echo mucho de menos. Y en agosto ya me iré a Ibiza, bueno, Ibiza no que me tenéis muy controlada. Me gustaría ir porque me encanta la música electrónica, por eso me gustaría ir pero todavía no fui, así que a ver que hago...».

También abordaron las comparaciones que le hacen con su madre. «Depende de que comparaciones, hay cosas que no me gustan, lógicamente, hay otras que me encantan. Siempre están los comentarios malos, que da pena decirlo pero son más malos que buenos, a veces, y siempre van a hacer daño, entonces hay gente que se pasa mogollón y dices 'buf, vaya comparaciones más... Pero no lo llevo muy mal, la verdad, yo estoy orgullosa de mi madre, entonces cuando me comparan con ella me encanta. Me sienta bien, de hecho, porque yo a mi madre la veo una tiarrona, sexy, sigue teniendo esas curvas, ese cuerpo... y tiene dos hijos».

Fotos

Vídeos