Leticia Dolera confiesa que ha sufrido agresiones sexuales en el cine

La actriz Leticia Dolera. /Efe
La actriz Leticia Dolera. / Efe

La actriz ha recordado dos desagradables episodios con profesionales del sector

EL NORTE

Las múltiples denuncias de acoso que ha recibido Harvey Weinstein han servido para que los profesionales que trabajan en el mundo del cine les haya llegado el turno de hablar y contarlo todo. Muchos de esos rostros famosos han decidido hablar y narrar, en primera persona, experiencias similares que han sufrido, hasta el punto de impulsar un hashtag en Twitter, '#MeToo'.

En nuestro país, el primero en hacerlo ha sido José Coronado, que recordó un episodio de abuso en Italia, y ahora ha sido la actriz Leticia Dolera quien ha narrado en un artículo publicado en 'El Diario' varios hechos que han marcado su vida. Comienza confesando lo que sucedió en la fiesta de final de rodaje de uno de sus primeros trabajos en el mundo del cine donde acabó acompañada por el director, subdirector y dos compañeros del rodaje. El primero de ellos no dudó en tocarle un pecho. Ella le preguntó al director que qué hacía y éste le contestó: «Te toco la teta», y ella le respondió: «No puedes hacer eso». A pesar de su negativa, el director seguía. «Lo vuelvo a sentir. El calor, la presión, su descaro, mi pudor», comenta Dolera que acabó por decirle: «Eres un cerdo».

La actriz recuerda que se marchó completamente hundida. «Por el camino lloré de asco y vergüenza» hasta que llegó a casa donde se lo contó a su madre. Ambas hablaron sobre la posibilidad de denunciarle, pero, al final, no lo hicieron. «Hoy la pondría. Y también le tiraría el cubata por encima», señala Leticia.

Pero no se acabaron ahí sus malas experiencias; diez años después le volvió a ocurrir. En esta ocasión, fue durante un rodaje de una película en Francia, y con un compañero de profesión que no dudó en propasarse, a pesar de que estaban rodeados de otras personas del equipo: «Estaba rodando una escena con un actor que me agarraba el brazo [...] el dire de foto nos pidió que nos paremos en nuestras marcas para hacer un retoque de luz [...] ambos nos mantuvimos en la marca y él bajó lentamente su mano por mi brazo, me acarició la zona lumbar y sí, me acarició el culo. Me quedé de hielo, no reacciono [...] cuando termina se ríe de un chiste [...] y el chico de sonido estaba mirando con la misma cara de asombro que yo [...] me miró con pena para, acto seguido, fingir que no había pasado nada».

Leticia Dolera piensa que es también el drama de «los cientos de testigos que durante décadas han callado día de día [...] por miedo a perder el trabajo o porque socialmente no perciben según qué comportamientos de hombres hacia mujeres como casos de acoso, las campañas contra la violencia machista que pone en las víctimas toda la responsabilidad o 'los políticos diciendo con su altavoz mediático que tienen miedo a entrar con una mujer en un ascensor por si finge ser violada», comenta la actriz.

Fotos

Vídeos