Kiko Matamoros se ablanda ante Diego

Kiko Matamoros, a punto de llorar.
Kiko Matamoros, a punto de llorar. / Telecinco

El colaborador de 'Sálvame' reconoce que enfrentarse a su hijo Diego públicamente «ha sido uno de los grandes errores»

EL NORTE

Detrás de una imagen de hombre duro, impenetrable e indestructible, se esconde un Kiko Matamoros con muchas dosis de sensibilidad. Tal vez sean los años, pero el colaborador de 'Sálvame' ya no es el que era..., y más cuando está por medio la relación con su hijo Diego.

Matamoros ha reconocido en 'Viva la vida', el programa de Toñi Moreno, que uno de los grandes errores de su vida ha sido enfrentarse públicamente a Diego y reconoce que, a partir de ahora, «con toda mi alma quiero que esta situación se arregle».

Kiko cree que será una condena perpetua si el alejamiento entre ellos continúa, aunque es consciente que no depende solo de él y espera que su hijo reaccione con estas palabras, como recoge la web de 'Bekia'.

El origen del conflicto es la mala relación que mantienen Diego Matamoros y Makoke, la mujer de Kiko, pero éste aclara: «No digo que se tenga que llevar bien con mi mujer, a mí también me duele mucho mi hija pequeña y no pido eso, pido un acto de justicia, que entiendo que sería de justicia». «A veces es difícil pedir perdón pero es muy higiénico y muy necesario y me gustaría oír eso de parte de mi hijo».

Por el momento, Diego ha mantenido silencio, a pesar de que, seguramente, vio cómo su padre terminaba llorando en el programa 'Viva la vida'.

Fotos

Vídeos