Julián Porras, marido de Olivia de Borbón, se está quedando ciego

Julián Porras junto a Olivia de Borbón. /Instagram
Julián Porras junto a Olivia de Borbón. / Instagram

El empresario ha señalado en una entrevista que padece una enfermedad incurable

EL NORTE

El empresario Julián Porras, marido de Olivia de Borbón, no está atravesando por su mejor momento debido a una enfermedad que le está provocando una ceguera que, por el momento, no tiene cura. La enfermedad, poco frecuente y heriditaria, se denomina Stargardt y provoca que la persona que la padece vaya perdiendo, poco a poco, la vista hasta quedar totalmente ciega.

Aunque por el momento no tiene cura, el aristócrata tiene la esperanza de que con el paso del tiempo pueda decirla adiós.

A Julián Porras le diagnosticaron la enfermedad a los 30 años y desde entonces «hay deportes que no puedo practicar ahora, como el pádel. Cuando leo, tengo que hacerlo en pequeñas dosis y más despacio, porque me canso. En los momentos que más me afecta es cuando hay menos luz o es menos intensa. En la penumbra, y por la noche, me cuesta más diferenciar y tengo que acercarme más a las cosas», ha comentado Porras en una entrevista para la revista 'Hola!'.

El marido de Olivia de Borbón, cuando recibió la noticia, lo pasó bastante mal anímicamente, pero ahora disfruta de una situación pesonal envidiable junto a su mujer y a su hija de un año, Flavia.

A pesar de que la enfermedad de Stargardt es hereditaria, la pareja se ha asegurado de que su pequeña no la pueda padecer, ya que, para trasmitirla, ambos padres deben tenerla y Olivia se sometió a esas pruebas dando negativo. «La Barcelona Macula Foundation trabaja a destajo para encontrar una cura, también la Fundación de Investigación Oftalmológica de Oviedo. ¡Me dicen que soy un reto!», ha concluido Julián Porrras.

Fotos

Vídeos