Jesulín de Ubrique, abucheado, abandona la plaza en ambulancia

Jesulín de Ubrique, antes de abandonar la plaza de Lanzahita.
Jesulín de Ubrique, antes de abandonar la plaza de Lanzahita. / E. P.

El diestro empezó a sentirse mal nada más matar el primer toro de su lote en el Festival Taurino de Lanzahita

EL NORTE

Jesulín de Ubrique sufrió un buen susto en el Festival Taurino de Lanzahita. Y no por un morlaco, sino por un golpe de calor que le obligó a abandonar la lidia, entre abucheos y gritos de un público indignado, como recoge la web de 'Chance'.

Las altas temperaturas de Lanzahita hicieron mella en Jesulín, que comenzó a sentirse mal nada más matar a su primer toro. El diestro bebió agua, su cuadrilla también se la echó por encima, pero todo ello no pudo impedir que el marido de María José Campanario tuviese que ir directo a la enfermería.

Minutos después, la megafonía de la plaza anunció que Jesulín ya no volvería a salir y que tendría que ser su hermano Víctor quien completase la faena -al final consiguió cortar varias orejas y un rabo-. Nada más escuchar la noticia, el público comenzó a silbar y entre pitos y gritos de sinvergüenzas llegó la ambulancia para llevarse a Jesulín. En ese momento, la pitada fue generalizada.

El diestro fue llevado al hospital donde le realizaron unas pruebas médicas para determinar lo sucedido. Una complicación más para Jesulín de Ubrique, que no atraviesa por su mejor momento, ya no solo en el plano profesional, sino en el terreno personal. Su mujer, María José Campanario, sigue ingresada en la clínica psiquiátrica El Seranil, después de ser diagnosticada de fibromialgia.

Fotos

Vídeos