Hugo, vencedor de 'Gran Hermano Revolution'

Hugo, vencedor de 'Gran Hermano Revolution'

Rubén se ha quedado a las puertas del triunfo

EL NORTE

Llegó la última noche de 'Gran Hermano Revolution' y con ella el nombre del ganador del reality. Yangyang fue la primera concursante en abandonar la casa al ser la finalista menos votada. Tras las salida del tercer finalista, Christian Gabaldon, en la casa solo había dos candidatos a quienes se dirigió Jorge Javier Vázquez: «Extraño final para Hugo y Rubén, que tendrán que estar juntos hasta el último minuto en esa casa que ha sido testigo de sus idas y venidas, de sus dudas y de su desconfianza».

Tras dirigirse al salón, conociendo su condición de ser los dos finalistas, el Súper les echó una pequeña bronca: «Chicos, ¿qué pasa? Parece que vayáis a un velatorio... Estáis en la final de 'Gran Hermano» y añadió: «No sé si estar juntos en la final os alegra o no os hace ninguna gracia». Al oír esas palabras, Rubén comentó: «yo me alegro por mí, por estar aquí... pero, como dije en el confe, ahora mismo preferiría que estuviese Christian», mientras que Hugo manifestaba que «yo también, preferiría a Yang aquí conmigo, pero bueno...»

Tras mantener una conversación con el presentador, Jorge Javier Vázquez procedió a dar el nombre del ganador: «Solo puede ganar uno y su nombre está dentro de este sobre... Gallego, uruguayo, mucha suerte a los dos... La audiencia ha decidido que el ganador de 'Gran Hermano 18 sea... ¡Hugo!». En ese momento el uruguayo se tiró al suelo llevándose las manos a la cara, muy emocionado, frente a la decepción del gallego.

El Súper, antes de que se fuese el ganador, le dijo: «Atención, por favor, Hugo, enhorabuena, eres el campeón de 'Gran Hermano 18'. Rubén, lo siento. Te has quedado a las puertas, ha llegado el momento de abandonar la casa», mientras el ganador repetía: «¡No me lo puedo creer, boludo!"¡Gracias, España! ¡Muchas gracias!»

Una vez en el plató, Rubén pasó a ser entrevistado por Jorge Javier quien le hizo saber que la mayoría de exconcursantes y seguidores del programa piensan que su alianza con el italiano en la traición a Hugo no favoreció nada a su concurso, no obstante, Rubén volvió a repetir que «Maico no me perjudicó en nada. Las cosas que yo vi las vi yo. Cuando le coges mucho cariño a una persona... Yo le tuve rabia, más que rabia y eso es porque lo quise».

A continuación llegó el turno del ganador y el presentador le preguntó si había barajado la posibilidad de ganar el concurso: «Sí... Por sensaciones, miré hacia arriba y pensé 'es mía, es mía, es mía'. Creo que he ganado por haber sido leal a mí mismo». Jorge Javier también le preguntó si piensa que le había beneficiado la traición de Rubén: «No creo que el distanciamiento me haya favorecido ni perjudicado, creo que hubiese pasado lo mismo si hubiésemos llegado juntos».

El presentador dio también su opinión sobre la decisión de la audiencia: «Me gusta que haya ganado Hugo porque siempre se ha mantenido fiel a sus afectos y aunque haya cosas que no ha hecho bien, siempre ha seguido los dictados de su conciencia», aunque también le lanzó algún reproche «pero vamos, que también podías haber hecho mucho más. Porque la torpeza de Maico y de Rubén te ha venido, como se dice vulgarmente, como pichita al culo. Justo ganador, ¿eh?, pero al final ha sido un paseíto porque ha sido sentarte a ver el cadáver de las personas que lo estaban haciendo mal, mal, mal».

Floren Abad, el Super, fue el encargado de poner el broche final después que el presentador le instará a apagar la luz del plató. «No, no, todavía no, Jorge, porque la luz de 'Gran Hermano' lleva 18 años iluminando muchas vidas... Las vidas de todos los que han pasado por esa casa y las vidas de todos los que nos ven por la tele. Esta luz da calor, acompaña y a muchos de nosotros nos ha visto crecer. Así que no, Jorge. Este año, la luz de 'Gran Hermano' no se apaga. Hasta pronto, Jorge».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos