María Lapiedra abandona 'Supervivientes'

María Lapiedra, en la cabaña presidencial. /Telecinco
María Lapiedra, en la cabaña presidencial. / Telecinco

La actriz abandona su aventura en Honduras «porque llevo un mes sin ellas y veo que no puedo más»

EL NORTE

Ponga una familia con hijos en cualquier participante en 'Supervivientes' y éste tendrá la excusa perfecta para abandonar Honduras sin que la audiencia y los responsables del programa piensen que puede haber más motivos para tomar semejante decisión. María Lapiedra esgrimió este motivo y se ha salido con la suya.

Desde ayer, la actriz es historia en 'Supervivientes 2018'. «Abandono. Me voy hoy mismo», dijo Lapiedra a Sandra Barneda en cuanto ésta conectó con ella, Melissa Vargas y Mayte Zaldívar. «Ya dije el otro día que me iba y me dijeron que esperase al domingo. Me voy. Necesito estar con mis hijas», explicó, poco antes de que la presentadora le invitase a despedirse de sus compañeras y a abandonar 'El Mirador'.

Aún así, el programa no tiró la toalla y quemó todos los cartuchos posibles para que Lapiedra no abandonase Honduras. «La hemos aislado. Están hablando con ella, han intentado convencerla. Luego, Gustavo, tendrás la oportunidad de hablar con ella porque está totalmente convencida de que quiere irse». Barneda volvió a la carga: «María, ¿estás decidida a abandonar?». Y la actriz respondió: «Sí, no puedo más sin mis hijas. Lo he intentado, pensaba que sería valiente y fuerte, pero... Es que llevo un mes sin ellas y veo que no puedo más... Lo siento y muchas gracias a todos por haberme dado esta oportunidad. Lo agradezco muchísimo, pero nos vemos en Madrid».

La presentadora de 'Conexión Honduras' le recordó las consecuencias, principalmente económicas, por abandonar la isla de forma voluntaria: «Sé todas las consecuencias y es que... No hay dinero que valga para no estar con mis hijas, la verdad». Momentos después, como recoge 'Bekia', Barneda dio paso a Gustavo González para que la intentara convencer de lo contrario: «Hola, María. Por cierto, estás preciosa. Mira, María... Vas a hacer mucho más por tus hijas allí que aquí, te lo aseguro», pero ella le interrumpió: «Gustavo, ¿te acuerdas cuando me contaste que cuando tu hijo era pequeño te fuiste a Miami tantos meses y luego te arrepentiste. Pues me tendrías que entender...».

Pero Gustavo continuó con sus intentos por convencerla: «Pero no es el caso, María, de verdad. Mira, toda tu familia está pendiente de ti, te apoya, está pidiéndote que te quedes. Tus amigos, tus primas... Gracias a esto he hablado mucho con el señor Pascualín, te pide que te quedes. María, es absurdo. ¿No te das cuenta de que es absurdo volverte ahora? De verdad, si lo haces por ellas, demuéstrales que eres una tía fuerte: Coge el petate y vuélvete al 'Mirador'. Estás con dos maravillosas compañeras. Te vas a arrepentir toda tu vida. Si piensas en tus hijas, piensa que van a estar orgullosas de una mujer luchadora en el futuro. Si no, vas a volver como una perdedora. Espérate, al menos, hasta el jueves. ¡Date ese tiempo!». Pero no lo consiguió, la decisión de Lapiedra estaba tomada: «Me da igual lo que piense la gente. Ellas quieren verme, seguro».

La pareja de la actriz con cesó en el empeño: «María, de verdad. Sabes que no te puedo contar nada de fuera, pero están muy bien, están genial y, para ellas, va a ser igual verte mañana que dentro de una semana. Por favor... Tú también tienes que pensar, aparte de pensar en ti, pensar en tus hijas y pensar que tienes que demostrarles que eres una luchadora. Yo te conocí come una superviviente, como una tía con coraje...». Pero su novia le volvió a cortar: «Pero si tiene dos años, la pequeña. No sabe ni donde estoy. No le tengo que demostrar nada, solo quiere estar conmigo». Según González, su decisión podría afectarla en un futuro: «Se lo demostrarás. Les dirás: 'Estuve muy débil, pero cogí fuerzas de flaqueza y volví'. María, no puedes volver como una perdedora, tienes que volver... Si te echa el público, te echa el público... No te tiene que dar igual lo que piensen tus hijas». Ella recordó que ya había pedido su expulsión pero «¡Me dejan en 'El Mirador'! ¿Qué más puedo hacer?». «Quedarte hasta el jueves», dijo Gustavo. «No -respondió ella- porque el jueves nos quedaremos cuatro allí y así...».

El paparazzi continuó: «Te voy a pedir que pienses en ti, que pienses en la gente que te quiere, que pienses en el futuro de tus hijas, pero también piensa en la responsabilidad que tienes. Tienes que ser responsable. Tú no le puedes hacer esto a la productora, de verdad. ¡No puedes! Hay mucha gente que se mata por ir allí y sabes que hay un abandono y hay otro disciplinario. Si tú te vas, con perdón, es una putada», teniendo en cuenta los abandonos de Adrián y Saray, aunque ésta volviera a la isla tras replantearse su abandono.

María confesó su miedo a no ser recordada por sus hijas de corta edad: «¡Pero seguro que no les enseña ni el programa! Ya lo sabes... Están durmiendo a esta hora», pero Gustavo le aseguró que «te están haciendo muchos dibujos».

Pero la decisión de Lapiedra no tenía retorno. «¡Es que no puedo! ¡Me quería ir el jueves! Y me dijeron aguanta hasta el domingo y he aguantado hasta el domingo. Llevo muchos días valorándolo. Y es que me da igual quedar como una cobarde, si no soy valiente, no lo soy y ya está. Lo siento, cariño. Me entenderán. Quien sea madre me va a entender y quien no me entienda me da igual. La opinión de la gente me importa bien poco. Llevo un mes sin saber de ellas, nunca había estado tanto tiempo y no sé, como con mi ex estoy tan mal, es que no sé, seguro que no saben nada, ni que existo, dónde estoy, ni nada. Entonces, todo esto me traumatiza un montón y le pido a mi ex que, por favor, el día que vuelva, me las traiga a Madrid y no sé ni si lo va a hacer, ¿sabes? Es un tormento, tengo 24 horas al día solo para pensar esto. He entrado en un bucle que necesito ya saber de ellas y verlas y ver que aún se acuerdan de mí. La relación con mi ex está fatal. El año pasado, cuando vine, como estaba bien, pensaba: 'Bueno un ratito el programa les pondrá', al día siguiente, lo que sea, pero ahora seguro que no, entonces, claro, la pequeña estará: '¿y mamá dónde está?'. Y la mayor le dije que me iba a una isla, pero no sabe más. Eso me trauma mucho».

Después de su discurso, Barneda preguntó a María: «Tengo que hacerte la pregunta, María: ¿Quieres seguir siendo concursante de 'Supervivientes 2018'?». La respuesta fue contundente: «No, lo siento, pero no. Hay cosas más importantes para mí». concluyó la actriz. «Pues María, coge tu saco y dejas de ser 'superviviente», sentenció la presentadora, mientras Gustavo aseguraba darle mucha pena «porque sé que se va a arrepentir y sé que va a ser muy difícil para ella porque tiene un panorama muy complicado en el tema profesional. Estoy desolado porque es cierto que yo no puedo utilizar algunas armas. Tiene una situación complicada y se ha ido a la isla sin resolver las cosas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos