Gal Gadot no quiere que Brett Ratner siga en 'Wonder Woman'

El productor y director Brett Ratner. /Efe
El productor y director Brett Ratner. / Efe

El productor se une a la lista de acusados por conductas sexuales inapropiadas

EL NORTE

Las denuncias de delitos sexuales en Hollywood siguen estando a la orden del día. Después de las demandas contra Harvey Weinstein, James Toback, Dustin Hoffman o Kevin Spacey se ha sumado ahora la del director y productor Brett Ratner, a quien le ha surgido un problema, ya que la actriz Gal Gadot ha decidido que si éste no abandona la secuela de 'Wonder Woman' lo hará ella, según informa Page Six. Según parece, la superheroína de DC Comics estaría esperando que Warner Bros tome cartas en el asunto. No hay que olvidar que la productora de Brett, RatPac-Dune, ayudó a producir 'Wonder Woman' como parte de su acuerdo con Warner Bros y gracias a su éxito se ha visto beneficiado económicamente, según recoge 'La Vanguardia'.

Hace unos días, Natasha Henstridge, Olivia Munn y Ellen Page, así como otras cuatro mujeres, acusaron al productor de conductas sexuales inapropiadas. Henstridge comentó a 'Los Angeles Times' que cuando era una modelo de 19 años Ratner un veinteañero director de vídeos musicales la obligó a tener sexo oral. «Me forzó con sus brazos realmente. Me forzó físicamente» , dijo Henstridge.

Olivia Munn, que trabajó en la serie de HBO 'The Newsroom' y el filme 'Magic Mike', dijo que Ratner se masturbó frente a ella en el set de la película 'After the Sunset'. En cuanto a Ellen Page, que trabajó en 'Juno', ha confesado haber sido acosada por Ratner cuando tenía 18 años en el rodaje de 'X-Men: La decisión final'. «Miró a una mujer que estaba a mi lado, diez años mayor; me señaló y dijo: Deberías follar con ella para que se den cuenta de que es gay» , ha afirmado a través de Facebook. Y añade: «Era una joven adulta que aún no se había descubierto a sí misma. Sabía que era gay, pero no lo sabía, por así decirlo. Me sentí violada cuando sucedió esto. Miré a mis pies, no dije ni una palabra y vi cómo nadie más lo hizo. Este hombre, que me había contratado para la película, comenzó nuestros meses de rodaje con algo que nadie había pedido. Él me obligó a 'salir del armario' sin importarle mi bienestar, un acto que todos reconocemos como homofóbico», ha dicho Ellen.

Fotos

Vídeos