Froilán les dice a miembros del PCE: «Me dais asco»

Froilán de Marichalar. /Efe
Froilán de Marichalar. / Efe

Los representantes políticos se estaban mofando del encontronazo entre las reinas

EL NORTE

Froilán de Marichalar también se ha visto afectado por el encontronazo entre su tía, la Reina Letizia, y su abuela, la Reina Sofía, en la catedral de Palma de Mallorca, según contaba el secretario general del Partido Comunista en Andalucía, Ernesto Alba, a través de su cuenta de Twitter quien, en un extenso hilo, relata un encontronazo con el miembro de la Casa Real durante un viaje en AVE entre Madrid y Málaga.

Ernesto Alba regresaba de Madrid en el AVE, junto con los ediles Eduardo Zorrilla y Remedios Ramos. Se encontraban conversando sobre el polémico vídeo de las reinas de Palma y comentando los memes que fueron surgiendo. Pero las sonrisas se cortaron en seco, cuando Remedios Ramos miró al otro lado del vagón hacia un joven que les dijo: «¡Qué asco!». Ella le increpó: «¿Qué estás diciendo niño?», y al parecer éste afirmó: «Vosotros dais asco». En este punto, terció Ernesto Alba preguntando: «¿Qué te pasa?». El chico, según los dos ediles, puntualizó: «Vosotros sabréis que sois los que os estáis riendo».

Según comentó Zorrilla al diario 'Sur.es', la situación se estaba volviendo tensa, por lo que decidieron abandonar la discusión. Ramos explica que se dio cuenta de que el joven era el hijo de la infanta Elena, Felipe Juan Froilán. Minutos después, Froilán hizo una llamada y comenzó a lanzar improperios contra ellos como «hijos de puta» y «flojos de mierda», según explican los miembros del PCE.

Esto sucede cuando la Casa Real se esfuerza en zanjar la polémica y dar una imagen de unidad. De modo que este domingo, los Reyes don Felipe y doña Letizia, la Reina Sofía, la princesa Leonor y la infanta Sofía se paraban a atender a los medios a las puertas del hospital en el que el Rey Juan Carlos sigue hospitalizado recuperándose de una operación de rodilla.

El sábado continuaba esa labor por enterrar definitivamente la tormenta, de ahí la visita de doña Letizia y su suegra, doña Sofía, al Rey emérito. Ambas acudieron juntas al Hospital Universitario Sanitas La Moraleja y se dejaron fotografiar sonrientes.

Pero todavía faltaba algo, la foto de la Reina Sofía con las niñas. En el momento en el que se abrieron las puertas del coche, los flashes saltaron. La Reina abrió la puerta para que saliera su hija Leonor y el Rey hizo lo propio con su hija Sofía. En medio iba su abuela. Al salir se hicieron una fotografías los cinco. Poniéndose remedio al desaguisado, propiciando la foto que no se pudo hacer una semana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos