Frío encuentro entre Rocío Carrasco y su hijo David

Rocío Carrasco.
Rocío Carrasco. / Efe

La hija de Rocío Jurado acusó a Antonio David Flores de incumplimiento del régimen de visitas en la custodia de su hijo

EL NORTE

Antonio David y Rocío Carrasco se vieron ayer las caras en el juzgado de Alcobenadas. Un momento difícil tanto para él como para ella. El exguardia civil apareció acompañado de su hijo David y su abogado, mientras que minutos después lo hacía la hija de Rocío Jurado con su letrado.

El motivo de presentarse ante los tribunales obedecía a una denuncia que Rociito presentó tras considerar un incumplimiento del régimen de visitas de la custodia de su hijo al que lleva más de un año sin ver. Según parece, a principios de año Rocío demandó a su ex por no haberle devuelto a su hijo, en el plazo pactado.

El joven se encontraba a tan solo dos meses de cumplir la mayoría de edad, pero decidió quedarse en la casa de su padre, junto a su hermana que ya lleva cinco años sin hablarse con su madre. Rocío también señala que no pudo tener a su hijo en su boda con Fidel Albiac porque su ex incumplió el acuerdo de custodia.

Para Rocío el momento más duro en los juzgados fue cuando entró en el edificio y se topó con su hijo David. Según apuntaron algunos testigos, entre madre e hijo no hubo nada, ni un beso, ni una palabra.

Una vez concluida la comparecencia ninguno de los dos hizo declaraciones. Rocío Carrasco daba la sensación de estar bastante afectada, mientras que su ex se limitó a decir que era muy «extraño» que la prensa se hubiera enterado de esa cita judicial y señalando a su exmujer como responsable del «chivatazo», comenta Beatriz Cortázar en su artículo de ABC.

Fotos

Vídeos