David Summers: «Hombres G nunca formó parte de la 'Movida Madrileña'»

David Summers, durante un concierto. /El Norte
David Summers, durante un concierto. / El Norte

El cantante comenta que, «como no íbamos disfrazados como los de 'La Movida', necesitaban meternos en un cajón y fue el de los pijos»

EL NORTE

David Summers, cantante de Hombres G, ha conseguido colocarse como 'trending topic' tras su entrevista en 'El Mundo', debido a que fue sacada de contexto. En una distendida conversación, David comentaba que se sentía parte de un movimiento antisistema por su independencia dentro del mundo musical.

Durante la entrevista, el cantante desveló innumerables secretos de su trayectoria profesional como artista de éxito donde vendió, nada más empezar, medio millón de discos, según publica el portal 'Chance'.

Entre esos secretos recordó de dónde venía la canción 'Devuélveme a mi chica' que, por lo que cuenta, es una historia real basada en la experiencia del cantante con una de sus exnovias. Una joven que le dejó por otro chico, un niño pijo «con un Ford Fiesta blanco y jersey amarillo».

El revuelo llegó cuando realizó un comentario sobre 'La Movida Madrileña' de la que dijo que nunca formaron parte porque «era una especie de movimiento gay» y nunca se sintieron parte de él. También su sencilla apariencia sobre el escenario podría ser otro desencadenante de su destierro: «Porque no íbamos disfrazados como los de 'La Movida', necesitaban meternos en un cajón y fue el de los pijos», comenta David.

Summers explica que en México fueron llamados homófobos por algunos de los títulos de sus canciones como 'Sufre mamón'. Curiosamente en el país americano, y durante una entrevista en televisión, un grupo de policías estaba en el exterior esperando el momento en el que dijera mamón para llevárselo detenido. 30 años después regresaron al festival 'Vive Latino' y tuvieron que sustituir el 'Sufre mamón' por 'Devuélveme a mi chica', con la que también fueron acusados de cosificar a la mujer. En esa misma canción se mencionaba la frase: «Voy a vengarme de ese marica», por lo que ha sido criticado por ir en contra de los homosexuales, cuando realmente en el tema no se alude a un 'gay' sino que le ha quitado a quien era su novia.

Summers nunca se comparó con ningún grupo de su época ya que siempre se ha sentido parte del movimiento antisistema por su independencia en el mundo de la música, sin discográfica ni managers propios. Esta actitud le ha garantizado a los 53 años sentirse libre.

Cuando salió a escena tuvo el sambenito de ser el hijo de pijo, que treinta años después no ha abandonado. En aquella época de los 80 a los músicos se les encasillaba en grupos pijos, heavys, rockers, de la movida, mods o góticos, aunque no por ello se llevaran mal, incluso hoy en día siguen haciendo giras conjuntas artistas como Hombres G, Loquillo, Nacha Pop, Los Secretos o Taburete.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos