Cristina Pedroche: «En el amor soy empalagosa»

Cristina Pedroche. /Instagram
Cristina Pedroche. / Instagram

La presentadora se prepara para dar un año más la campanada. «Voy a impactar, porque si no... ¿A qué hemos venido?»

ARANTZA FURUNDARENA

Su momento estelar llega con las campanadas de Nochevieja. Pero su vida, tal como ella la relata, es un auténtico cuento de Navidad. Cristina Pedroche no solo cree en el amor ideal, sino también en la pareja perfecta. Esa que no atraviesa jamás una crisis y cada día se quiere más. Así describía la presentadora su relación con el cocinero David Muñoz hace unos días, cuando compareció ante la prensa como embajadora de la campaña navideña ‘Looks infinitos’ de la marca de planchas para el pelo Ghd. «Conozco parejas que están unidas desde hace muchos años y cada vez se quieren más, porque cada vez se conocen más y se apoyan más. Lo importante no es solo quererse, es crecer juntos. Y nosotros lo hacemos».

Feliz hasta el punto de «no poder pedirle más a la vida», Pedroche para remate se está internando en el mundo del yoga, «y eso me está ayudando a meditar y a descubrir muchas cosas buenas». El día 31 no acudirá al plató después de haber corrido la San Silvestre (el año pasado participó en la de Getafe), porque dice que llega agotada. Esta vez irá tras una sesión de «cuatro o cinco horas de yoga, que me ponga los abdominales a tono por si tengo que lucirlos...».

El vestido es por ahora un misterio. Aunque adelanta que «voy a impactar, porque si no... ¿A qué hemos venido?». Así que un año más será «irreverente y transparente». Fue ella la que marcó las directrices. «Soy así de planificadora. Lo tengo todo pensado desde un año antes. No sé si daré las campanadas del año que viene, pero si fuera así ya tengo cinco o seis ideas desde ahora». Esta vez, los responsables del diseño han tomado buena nota de sus indicaciones. «Ha sido la mejor primera prueba de un vestido de Nochevieja en los cuatro años que llevo tomando las uvas en Antena 3».

Su compañero de plató será de nuevo el chef Alberto Chicote. Y ella se muestra encantada de repetir. «Se me dan muy bien los cocineros», bromea. El iconoclasta chef que ocupa su corazón, David Muñoz, también estará con ella en las campanadas. Pero fuera de cámara. «Solo me lo llevo a él porque es un sitio muy pequeño y prefiero que mis padres me vean tranquilos en casa...». Cosa que no suele ocurrir, porque a esa hora están «mi madre recogiendo los platos, mi padre pelando las uvas...». Así que los Pedroche han establecido la tradición familiar de grabar las campanadas y tomarse otra vez las uvas el día 1 de enero con su ‘niña’ en la mesa y, a la vez, en la pantalla del televisor.

Hija única, Pedroche, que acaba de cumplir 29 años el 30 de octubre, se revuelve cuando le preguntan si tiene ganas de ser madre. «Ay, por favor. Ya está bien… Ahora mismo tengo ganas de trabajar y de vivir. El niño ya vendrá, si viene. Soy todavía muy joven. ¿Por qué me ponéis esta presión encima? A David nunca le hacéis esta pregunta ¿Por qué a la mujer sí?». Y ya puesta a ser feminista, la presentadora (y actriz debutante en una película de Santiago Segura) explica por qué a ella nunca le han acosado en el mundillo del espectáculo. «Cuando he visto algo raro me he dado la vuelta y me he ido».

Un rayo tatuado

Vallecana hasta la médula, Pedroche lleva tatuado un rayo, en homenaje a su equipo. «Tiene unos valores que son los míos: ‘fair play’, humildad, espíritu de lucha...». Ese talante le llevó a estudiar dos carreras: Administración de Empresas y Turismo. Ninguna hacía presagiar que acabaría en la tele. ‘Zapeando’, el espacio que presenta en La Sexta, acaba de celebrar mil programas y eso que ella al comienzo pensaba:‘Esto no va a cuajar’. Cuajó. Igual que una buena salsa o que su relación con el ‘tres estrellas Michelin’ David Muñoz. A sus 37 años, el creador del madrileño DiverXo y del londinense StreetXo prepara la apertura de otro restaurante en Madrid. Y Pedroche no podría estar más involucrada... «Si voy en un taxi, voy leyendo los informes, cuántos clientes ha habido, cuál es el plato más rentable...», detalla.

Mezclar trabajo y relación de pareja suele entrañar un riesgo (hay refranes). Pero Pedroche y Muñoz parecen inmunes a esa maldición. «Al contrario, a nosotros nos enriquece y nos une más –proclama la presentadora–. Ya sé que suena mal, pero entre nosotros todo es perfecto. Llevamos dos años de casados y todos los días nos regalamos mucho amor, muchos besos y caricias. Él es súper cariñoso, pero yo siempre le pido más... Soy muy empalagosa», confiesa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos