Jim Carrey recurre al arte para superar su depresión

Jim Carrey, con un pincel.

El actor lleva mucho tiempo sin participar en una película y dos años sumido en una crisis personal

EL NORTE

Jim Carrey, que llegó a ser el actor mejor pagado del mundo, no quiere saber nada ni de cámaras ni de rodajes, solo de espátulas, pinceles y lienzos.

Desde hace dos años, Carrey sufre una dura crisis personal después del suicidio de su novia, pocos días después de romper. Pero hace más tiempo que el actor no escucha el grito de «acción».

En un breve documental de seis minutos, dirigido por David Bushell, amigo personal de Carrey, y titulado 'I needed color' ('Necesitaba color'), el intérprete de 'La Máscara' o 'Dos tontos muy tontos' se sincera y desvela cómo ha encontrado en la pintura su refugio, como recoge la web de El Diario Vasco.

Según explica Carrey, vive para el arte porque «es una forma de dar a conocer tu vida interior y porque nadie te dice lo que tienes que hacer». El documental no ha tardado en hacerse viral.

Fotos

Vídeos