Belén Rueda desnuda sus sufrimientos

Jesús Calleja y Belén Rueda, en Guinea Ecuatorial. /Cuatro
Jesús Calleja y Belén Rueda, en Guinea Ecuatorial. / Cuatro

La actriz desvela ante Jesús Calleja lo mal que lo pasó cuando participó en la serie 'Periodistas'

EL NORTE

Guinea Ecuatorial fue el país elegido por Jesús Calleja para que Belén Rueda protagonizara una nueva entrega de 'Planeta Calleja' y conociera el 'Barco de la muerte', el de 'Los últimos de Filipinas', cuyos restos en el fondo del mar nunca habían sido filmados por una cámara, hasta que lo consiguió el equipo del aventurero leonés.

Pero Calleja tuvo que conformarse con llegar más tarde a los restos del barco porque su máscara de buceo estaba rota: «Es la primera vez en 'Planeta Calleja' que yo no puedo hacer el objetivo final». Esto permitió a Belén Rueda, como recoge la web de 'Vertele!', adelantarse y narrar lo que estaba viendo en primera persona. «Es una de las cosas más bonitas que he hecho en mi vida», dijo la actriz, ya en compañía de Calleja.

Durante el viaje, Belén Rueda compartió con Jesús Calleja su trayectoria profesional. En el aspecto positivo, la actriz recordó el momento cuando Julia Roberts le remitió una carta después de ver 'El orfanato' para darle «la enhorabuena. Pensaba que me estaban gastando una broma», explicó, a la vez que aseguró que Roberts se negó a protagonizar el remake que desde EE UU quisieron hacer de la película de Bayona.

En el aspecto negativo, Rueda recordó la primera vez que trabajaba en una serie de televisión, concretamente en 'Periodistas'. Según la actriz, algunos medios fueron «un poco bestias» por asegurar que había conseguido el trabajo por ser la mujer de Daniel Écija, productor de la ficción de Globomedia. Este comentario también tuvo que escucharlo entre alguno de sus compañeros, a pesar de que su papel «era pequeñito. Había algunos actores que cuando estábamos grabando me hacían la vida imposible, y había otros como José Coronado, Amparo Larrañaga o Pepón Nieto que eran una gozada rodar con ellos. O Alicia Borrachero, que era mi compañera y me ayudó lo que no está en los escritos», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos