Rosa López durante su encuentro con Bertín Osborne.
Rosa López durante su encuentro con Bertín Osborne. / Telecinco

Rosa López desvela el boicot que sufrió al inicio de su carrera

  • La ganadora de la primera edición de 'Operación triunfo' acudió al programa de Bertín Osborne 'Mi casa es la tuya'

Rosa López fue la invitada de Bertín Osborne en la última entrega de 'Mi casa es la tuya'. Como no podía ser de otra manera, y al margen de su carrera profesional, el presentador le preguntó a la ganadora de la primera edición de 'Operación triunfo' por su vida sentimental que, a día de hoy, es un gran misterio. La cantante comentó que llevaba sin estar con un hombre desde hace dos años, un comentario que asombró a Bertín, aunque Rosa no le dio demasiada importancia, ya que prefiere «un hombre con cabeza, cabeza, pero la de arriba. Bueno, la de abajo también», comentó la artista granadina entre risas.

Pero, al margen de sus relaciones, a Rosa hay cosas que todavía le siguen inquietando: «Hay cosas de mi pasado que me dan vergüenza ver. Hay veces que no se entiende lo que digo. Para solucionarlo he tenido que ir a logodedas, psicólogos, coaching...». Con estas declaraciones nos podemos hacer una idea del auténtico calvario que tuvo que soportar la artista en sus comienzos, según publica Bekia.

En la charla con Bertín, también recordó a su padre, fallecido en 2008, y al que llama 'el hombre de su vida'. No olvida el momento que vivió a su lado a la salida del 'OT': «Mi padre tuvo que salir a la puerta, llorando, para calmar a los que allí estaban, aclarándoles que ya iba a salir».

Su madre, que también acudió al encuentro con Bertín, aseguró que no le gustaría volver a ver a Rosa en Eurovisión, ya que vivió cosas que «no tenían que haber sucedido».

En cuanto a su carrera profesional, recuerda su peor momento cuando perdió la voz durante ocho meses en mitad de una de sus giras. Bertín quiso saber la razón de este problema y Rosa se la explicó. La artista comenta que una mujer de su equipo insistía en que se sometiera a un control médico durante la gira que estaba llevando a cabo y en la que le pincharon una sustancia en su nalga que desconoce. «Ese concierto fue bien, el siguiente también pero en el tercero noté que me asfixiaba». Así denuncia las irregularidades que tuvo que vivir en el inicio de su carrera, que la volvieron a convertir en la misma chica insegura de antes.