David Bustamante, en una imagen de archivo.
David Bustamante, en una imagen de archivo. / Efe

David Bustamante no soporta más la presión a la que es sometido por los medios

  • El cantante cántabro: «No va a haber más declaraciones. Está sufriendo una niña, nuestros padres, los estáis matando poco a poco»

David Bustamante se ha mostrado dolido por el trato que la prensa está dando a la crisis que vive con su todavía mujer Paula Echevarría. La semana pasada, en la puerta de la casa de sus padres, en San Vicente de la Barquera, se paró ante los medios gráficos y les dijo: «Nos conocemos desde hace más de quince años y al hombre que estáis describiendo en los últimos días en la prensa no lo reconozco. No soy ningún delincuente».

Estas se convertían en las primeras declaraciones que realizaba el cantante desde que saliese a la luz los problemas matrimoniales que tiene con su mujer.

Bustamante pidió a la prensa más respeto para sus familiares y para su hija y con un tono un tanto subido dijo que, tanto su familia, como la de Paula, lo están pasando muy mal después de todas las informaciones y comentarios que se está haciendo de ellos, según recoge ABC.

En esta crisis el peor parado es David en cuanto a críticas se refiere, ya que son muchos los que le culpan de esta situación a la que ha llegado la pareja. Él solamente ha pedido respeto y privacidad para los suyos y, en especial, para su hija Daniela: «Por favor, no va a haber más declaraciones. Está sufriendo una niña, nuestros padres, los estáis matando poco a poco. De verdad, Dejadnos vivir tranquilos. No es normal, parece que hemos hecho una barbaridad, nos veremos y ya vendréis a pedir que a lo mejor no somos tan generosos, tan amables y tan educados como hemos sido siempre. Por cierto, no se puede aparcar ahí, ser un poco como hay que ser».

Hace unas semanas, también salió en defensa de David el entorno directo de Paula. «Jamás permitiré que hagan daño a David. Es el padre de mi hija y la persona que amo», señaló la actriz.

Aunque están viviendo una crisis matrimonial, la pareja no ha tomado ninguna decisión. «Cuando tengamos algo decidido lo sabréis. (...) Adoro a David y él a mí. Las cosas no son siempre blancas o negras. (...) Y no hay terceras personas por ninguna parte», comentó Paula.