El Norte de Castilla
Fran Rivera muestra los trofeos conseguidos en una faena.
Fran Rivera muestra los trofeos conseguidos en una faena. / Efe

Denuncian a Fran Rivera por administración desleal y apropiación indebida

  • Dos exsocios del diestro tienen sospechas de que el dinero que invirtieron fue desviado por Rivera y un cuarto socio a otra empresa

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La corrupción sobrevuela la cabeza de Fran Rivera. La semana pasada se pudo ver cómo salía a la luz una demanda contra el torero, acusado de administración desleal y apropiación indebida. La acusación procedía de dos socios a quienes el diestro, supuestamente, les había robado. Se trata de Manuel Moreno y Javier Cabrera, quienes aseguran que Francisco Rivera y otro socio habían desviado los beneficios del negocio de chatarra a otra empresa paralela. Según parece, todo empezó cuando Fran convenció a sus dos exsocios del negocio que había en un país África, a donde deberían enviar, desguazar y manipular chatarra procedente de otros países para venderla de nuevo, según se ha informado en el programa de 'Espejo público'.

Para poner en marcha la tarea crearon la empresa Steel Supply SL, en la que figuraban en calidad de socios: Manuel Moreno, Javier Cabrera, Martín Bilbao y Fran Rivera. Pero el negocio salió mal y perdieron cerca de millón y medio de euros, según publica ABC.

Pero esta explicación no convenció a Manuel Moreno y Javier Cabrera, que tienen sospechas de que el dinero que invirtieron fue desviado por Rivera y Bilbao a otra empresa llamada Prodata Consulting SL, que tiene como administrador único a Fernando Rodríguez Luque, más conocido como 'el Pai' y amigo de Carmen Ordóñez, un hombre con un perfil empresarial bajo. En esa misma empresa también está María Elena García Pastrana, como administradora de la empresa. Una mujer que ha ostentado 551 cargos en diferentes empresas, es decir que ambas personas serían los testaferros de los verdaderos dueños, Fran Rivera y Martín Bilbao.

La mencionada empresa arroja unos beneficios de 2,5 millones de euros. Los socios del torero piensan que aquí podría estar su dinero, de ahí que hayan emprendido acciones legales.

Al conocer la noticia, Fran Rivera ha asegurado, en 'El programa de Ana Rosa', que se había enterado de la demanda por los medios puesto que a él no le había llegado personalmente. «Legalmente no estoy preocupado en absoluto porque no es verdad», ha explicado.

Fran Rivera ha querido aclarar que solamente con presentar la demanda, ya le están dañando la imagen. «Hay cosas que me han dolido mucho, a mi familia, a mis amigos y a mi gente. Han ido a hacer daño», ha explicado.

Por otra parte, no ha negado que llevara a cabo ese negocio de la chatarra y que les fue mal. «Si de algo me pueden acusar es de elegir malos socios. El negocio no salió como queríamos pero ellos no lo quieren aceptar y me atacan a través de los medios», señala Rivera, que añade que «llevaban tiempo amenazándome desde antes del verano».

Temas