Diego y Laura Matamoros, estafados

Diego y Laura Matamoros, estafados

  • La hija de Kiko asegura que le deben entre 15.000 y 30.000 euros

Los hermanos Diego y Laura Matamoros podrían estar atravesando por su peor momento, después de haber sido estafados por el que fuera su representante, un amigo de Raquel Bollo, según ellos mismos han contado a la revista 'Lecturas'.

La traición comenzó tras publicarse unas fotografías de Diego y Laura en Barcelona: «Cuando Luis Rollán nos vendió a mi hermana pequeña y a mí este verano y nos sacaron unas fotos en Barcelona. Ese día llamé a mi padre para que investigara [...] Me llevé una gran decepción, pensaba que Luis era mi amigo, me costó asimilar la traición».

Las sospechas de Diego continuaron cuando le propusieron hacer una producción de moda que nunca se llegó a realizar: «Me dijo que iba a hacer un reportaje de moda muy prestigioso, me preparé mucho para ese trabajo y cuando llegó el día me escribió su ayudante por la mañana para decirme que el fotógrafo estaba enfermo y que no se hacía. Nunca se hizo. Me dieron largas, me engañaron como a un tonto».

Pero no fue con el proyecto de moda donde acabó todo, sino que la gota que colmó el vaso se produjo cuando el hijo de Kiko recibió el chivatazo de que su representante se estaba quedando con más dinero que el establecido en su contrato: «La diferencia entre lo que cobró y lo que me pagó era de 3.000 euros, cantidad que me devolvió cuando lo pillé».

Una situación similar es la que ha sufrido su hermana Laura, quien ahora está valorando llevarlo ante la justicia: «(La deuda) está entre 15.000 y 30.000 euros. En cuanto consigamos la documentación, también podremos saber si hay desajustes entre lo que facturaba mi exrepresentante por mis trabajos y lo que yo realmente cobraba».

Este problema económico tuvo su momento de máxima tensión cuando Paz Padilla y Kiko Hernández entraron en el plató de 'Hazte un selfie' cuando Laura estaba trabajando: «Mi exrepresentante me dijo que él no podía hacer nada porque tenía representados en 'Sálvame' y no dio la cara por mí. Me dijo que si se quejaba podría tener consecuencias para Raquel Bollo, Anabel Pantoja y para él mismo».